CCOO y UGT acusan a IU de ir contra el empleo en la innovación de Cosmos

  • El Pleno saca adelante el informe sobre la salud en medio de un fuerte rechazo sindical

  • PP y Ciudadanos votan en contra

Trabajadores de Cosmos protestan durante la celebración del Pleno. Trabajadores de Cosmos protestan durante la celebración del Pleno.

Trabajadores de Cosmos protestan durante la celebración del Pleno. / álex gallegos

El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), Pedro García, tuvo que volver a escuchar ayer los argumentos de los sindicatos CCOO y UGT y de los trabajadores de Cosmos contra la innovación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que supondrá que la cementera no pueda valorizar residuos. Las dos fuerzas sindicales aseguraron que esa medida va "contra el empleo", ya que el trámite urbanístico "aboca a la fábrica al cierre" y exigieron que se paralizara el trámite. "No lo hagan", llegó a decir la secretaria general de CCOO, Marina Borrego. El líder de UGT, Vicente Palomares, aseguró por su parte que su sindicato "estará siempre al lado de los trabajadores porque no es la multinacional quien pone en riesgo los empleos, sino sus políticas". Poca defensa le quedó a García, quien aseguró que el Ayuntamiento no puede cerrar la empresa "porque no es pública" y no tiene competencias y se remitió a la reforma laboral como causa de los despidos que se puedan producir. Finalmente, el Pleno pudo sacar adelante con los votos de IU, PSOE y Ganemos el trámite administrativo que tiene que ver con la aprobación del informe del impacto sobre la salud y su traslado a la Junta de Andalucía, que tiene que elaborar su propio estudio, que es preceptivo y vinculante. El PSOE ha mantenido siempre que, una vez que informe la Junta "habrá que sentarse a hablar" porque en la actualidad no está de acuerdo con cómo se está tramitando el expediente. PP y Ciudadanos votaron en contra y UCOR se abstuvo.

La sesión de ayer fue bastante más tranquila que la del martes pasado, entre otros motivos porque en este caso la alcaldesa, Isabel Ambrosio, ejerció de nuevo la presidencia del Pleno y apaciguó los ánimos cuando llamó la atención a Pedro García para que no elevara el tono de su intervención, como suele hacer en algunas ocasiones. La única voz a favor de la innovación del PGOU en Cosmos vino de mano de la plataforma Córdoba Aire Limpio, quien a través de su portavoz, Guillermo Contreras, aseguró que "hay una percepción errónea" en situar el debate como en "un enfrentamiento entre los trabajadores y un grupo de vecinos". Además defendió la legitimidad de la plataforma, a la que pertenecen "más de 30 colectivos".

El presidente del comité de Cosmos, Delfín Fernández, aseguró por su parte que "no existe motivo de riesgo para la salud y se preguntó por qué no dan cumplimiento a lo acordado en la mesa de diálogo de Cosmos, que pretendía preservar el trabajo en la fábrica. Por parte de UGT también intervino su secretario general, Vicente Palomares, quien lamentó la "indignante política del miedo" iniciada por IU. Además le dijo a García que "si una empresa no tiene beneficios, suele cerrar y, si no hay empresas, no hay trabajo, no sé cómo no ha entendido esto todavía". "UGT siempre va a estar al lado de los trabajadores y va a mostrar su lado más beligerante" en este asunto, dijo. La secretaria general de CCOO, Marina Borrego, también pidió al cogobierno que pare el expediente hasta que no haya una opción real de mantener los puestos de trabajo. "Les pido responsabilidad y hasta cordura", insistió la sindicalista, quien añadió que "no podemos permitirnos el lujo de que Cosmos se vaya de Córdoba". "No seamos ilusos, las empresas no son una ONG", apuntó Borrego.

El portavoz de UCOR, Rafael Serrano, lamentó que no se haya tenido en cuenta a la oposición en estos trámites y desde Ciudadanos reclamaron que se trata de un asunto "ambiental" y no urbanístico, según apuntó el viceportavoz de la formación naranja, José Luis Vilches, muy crítico con el cogobierno. El viceportavoz del PP, Salvador Fuentes, por su parte, acusó al cogobierno de buscar en la innovación del PGOU una "coartada para cerrar Cosmos" y calificó de "chapuza" el informe sobre la salud. En este asunto, añadió el edil popular, "prima el atajo y el interés partidista".

El portavoz de Ganemos, Rafael Blázquez, dijo que la causa de las pérdidas de Cosmos no es la valorización, sino la crisis inmobiliaria y aseguró que ha sido "imposible" que la cementera les comunique los datos de costes con la valorización y sin ella.

Por otra parte, el Pleno dio también el visto bueno a la innovación del PGOU que permite el uso comercial en Rabanales 21. En este punto también habló Blázquez, quien recordó que su grupo siempre ha estado en contra del cambio de sus en el parque científico tecnológico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios