Blanco dice que el proyecto de Koolhaas es "totalmente inviable"

  • El PSOE propone una salida rápida a la crisis prescindiendo del arquitecto si es preciso

La intervención del portavoz del PSOE, Rafael Blanco, en torno al Palacio del Sur tuvo más similitudes con la realizada con su homólogo del PP, José Antonio Nieto, que con la de su socia de gobierno, Rosa Aguilar. Blanco dibujó ayer un escenario catastrófico con palabras suaves, sin reclamar responsabilidades. Eso sí, su presencia en el gobierno municipal no le sirvió de excusa para expresar que el Ayuntamiento debe cerrar totalmente este proceso y empezar otro camino "sin ataduras", prescindiendo incluso de los diseños del Palacio del Sur elaborados por Rem Koolhaas para iniciar una iniciativa distinta. "Se ha demostrado que es un proyecto totalmente inviable", dijo.

"Estamos seguros que Rosa Aguilar se va a poner de acuerdo con nosotros", dijo Blanco remarcando el orden de los factores. El primer teniente de alcalde no aprueba que el gobierno municipal inicie un proceso de reuniones y modificaciones que no lleve a nada. De hecho, se mostró partidario de hacer las cosas al revés de como se han venido haciendo hasta el momento: primero, saber con qué dinero público se puede contar y, segundo, aplicar los fondos disponibles al mejor de los centros de congresos posibles. Blanco mantuvo una reunión con los consejeros José Antonio Griñán y Luciano Alonso y charló brevemente en la inauguración del hotel AC con el secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida.

Blanco no quiso dar cifras de lo que considera un presupuesto viable ni las magnitudes de lo que estima un centro de congresos adecuado. Sí dijo estar de acuerdo en que el auditorio tiene que ser más amplio, en torno a 2.000 butacas, y contar con más plazas de aparcamiento. Tampoco estuvo de acuerdo el edil con adobar con usos anexos. Blanco vino a decir que hotel o recinto ferial sí, sólo en aquel caso de que no pongan en peligro el elemento principal, que es contar con un centro de congresos lo más pronto posible.

La desconfianza en torno a Koolhaas es tal en el PSOE que ya se habla directamente de apostar por una licitación de la obra y el proyecto, tal y como se hizo con el Teatro Góngora, donde ganaron el concurso Ferrovial y el estudio de Rafael de La-Hoz. Blanco asegura que pudiera ser una fórmula a través de la que se consiguiera contar de una forma rápida con un arquitecto y una constructora dispuestos a desarrollar el proyecto. La premisa que pretende imponer el PSOE es que ninguna persona hipoteque el futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios