Berral asegura que cumplió la norma en las elecciones del sector joyero

  • La rival de Berral y candidata a presidir la asociación profesional, Dolores Serrano, asegura que existían "intereses" para que se aceptara la delegación de voto

El presidente de la Asociación Provincial de Joyeros, Plateros y Relojeros, Manuel Berral, aseguró ayer ante el juez que se limitó a "cumplir los estatutos" en la convocatoria de las elecciones a la junta directiva del colectivo. El propio Berral aspiraba como candidato a la reelección tras dos mandatos al frente del colectivo, pero la candidata Dolores Serranos solicitó la suspensión cautelar de los comicios el pasado junio al entender que su candidatura estaba siendo perjudicada durante el proceso electoral.

El Juzgado de Instrucción número 7 le dio la razón a Serrano entonces en un auto en el que suspendió cautelarmente la cita y ayer tomó declaración a las partes durante una vista oral. El eje central del pleito es si debe computarse el voto delegado por los socios que no acudan a la asamblea: mientras que el actual presidente defiende que sí, Serrano se opone de manera tajante. El propio Berral fue el primero en declarar ante el juez. El presidente de los joyeros alegó desconocer "la forma en que se convocaron las elecciones" por ser responsabilidad de los técnicos, y se defendió: "Me limito a cumplir los estatutos". Berral expuso que, según el reglamento, el voto debe ser "nominal, directo y secreto" y en esta denominación -según su versión- cabe delegar la papeleta.

La versión de la candidata Dolores Serrano fue tajantemente contraria: "Lo que realmente querían los asociados es que la votación se hiciera de forma directa". La rival de Berral aseguró que se enteró de las elecciones a través de los medios de comunicación, algo que "no se puede hacer". Serrano denunció la existencia de "intereses" en la aceptación del voto delegado y exigió "el cumplimiento de los estatutos vigentes", del año 88. Según su versión, en la definición de voto "nominal y directo" no cabe delegar una papeleta en otra persona.

El juez llamó a declarar a otros testigos, entre ellos el actual presidente de la Asociación de Joyeros San Eloy, Miguel Ángel Muñoz, que formó parte hace unos años de una candidatura a la asociación provincial: "Sentí un poco de vergüenza porque el voto delegado no era la fórmula más adecuada para ganar un proceso. Parecía una compra de voluntades", declaró. En cambio, el secretario ejecutivo de la asociación provincial, Rafael Rodríguez Aparicio, sí se mostró a favor del voto delegado: "Soy partidario de los estatutos, y desde el año 77 se ha utilizado esta fórmula", expuso ante el juez. De las siete asambleas que se han celebrado desde entonces, en cuatro sí se tuvo en cuenta la delegación de voto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios