conmemoración

Baño de masas patrimonial

  • La Reina Sofía acude al concierto que con motivo del 25 aniversario del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad acogió el Teatro Góngora

La Reina Sofía saluda mientras se dirige al Teatro Góngora, acompañada de Juan Pablo Durán, Isabel Ambrosio y Rosa Aguilar. La Reina Sofía saluda mientras se dirige al Teatro Góngora, acompañada de Juan Pablo Durán, Isabel Ambrosio y Rosa Aguilar.

La Reina Sofía saluda mientras se dirige al Teatro Góngora, acompañada de Juan Pablo Durán, Isabel Ambrosio y Rosa Aguilar. / Jordi Vidal

Muchos de los que ayer anduvieron por el Centro de la ciudad se preguntaron por la alta presencia policial en la zona. "Aquí tiene que venir alguien importante", comentaba una señora que acababa de comprarle un helado a su nieta en David Rico. Las calles adyacentes a la plaza de las Tendillas reunían a más seguridad uniformada de lo habitual, además de acoger también a varios enchaquetados con pinganillo. "¿Quién vendrá? El Rey mínimo", se preguntaba un hombre que no iba muy desencaminado.

La causante de la alta presencia policial fue la Reina emérita, doña Sofía, que vino hasta Córdoba para acudir al concierto que con motivo del 25 aniversario del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad acogió el Teatro Góngora.

Mientras algunos desconocían la razón de esa alteración de la normalidad cordobesa vespertina, había otros más avispados que sí sabían de la presencia de su majestad. Estos últimos fueron los que acudieron hasta la calle Jesús y María con tiempo de coger sitio junto a las vallas colocadas frente al teatro para controlar a los allí reunidos. Una hora antes ya comenzaba a llenarse la calle mientras los ojos curiosos de los presentes se entremezclaban con las miradas vigilantes de la guardia de la Casa Real.

Ocurrió algo insólito por estos lares y es que, la gran masa de políticos que acudieron hasta el evento llegaron incluso antes de la hora convocada. La ocasión lo merecía. Así, la alcaldesa de la ciudad, Isabel Ambrosio, hizo de anfitriona, tanto a la Reina como a los alcaldes y concejales de otras ciudades Patrimonio que acudieron para el evento procedentes de Ibiza, Tarragona, Segovia o Úbeda. No faltaron los concejales cordobeses, así como el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, las consejeras Marina Álvarez y Rosa Aguilar o el presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, entre otros.

Doña Sofía llegó puntual a la cita y saludó a los allí congregados que la recibieron entre gritos de "¡Viva España"! La Reina departió antes del concierto con la alcaldesa, quien le explicó el por qué el recital era en el Góngora y no en el Gran Teatro. Ya dentro, Ambrosio recordó la razón de eventos como el de ayer, debido al 25 aniversario del citado grupo de ciudades, e invitó a su majestad a acompañar a Córdoba, cómo no, en su camino hacia un nuevo Patrimonio de la Humanidad, Medina Azahara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios