El Banco de Alimentos reparte 6.569 toneladas de comida a 27.651 beneficiarios

  • Entre las donaciones dinerarias y las aportaciones de los afiliados, la entidad recauda algo más de 45.000 euros

Voluntarios en la Gran Recogida de 2016. Voluntarios en la Gran Recogida de 2016.

Voluntarios en la Gran Recogida de 2016. / barrionuevo

El Banco de Alimentos ha aprobado esta semana su balance anual correspondiente a 2016, del que se extrae que durante todo el año pasado repartieron 6.596 toneladas de comida, más de 6,5 millones de kilos, que se distribuyeron entre 27.651 beneficiarios. Durante todo el año pasado, por tanto, se repartieron un 38% más de recursos que en 2015. En el caso de los alimentos no perecederos, como el aceite, la mayor cuantía de ellos también llega desde los mismos fondos europeos, que se elevan a 1,33 millones de kilos. Unas entradas de alimentos que también han aumentado respecto a 2015 y, en este caso, la subida ha sido del 5%.

Las operaciones kilo, las colectas de particulares o entidades, las aportaciones de la industria agroalimentaria y distribuidores son el tercer puntal de recogida de alimentos. De todo ello, el Banco de Alimentos Medina Azahara obtuvo más de tres millones de kilos, una cifra que representa una subida del 39% de captación respecto a 2015.

En 2016 se produjeron 110 operaciones kilo y una gran recogida con 3.000 voluntarios

Los números del Banco de Alimentos arrojan un trabajo de 98 voluntarios habituales, además de 26.000 kilómetros realizados por las furgonetas. Un total de 25.371 kilos de comida han entrado y salido diariamente del banco, así como 478.225 litros de leche, lo que supone una media de 2,3 litros por persona al mes. La institución, además, ha repartido 238 kilos de alimentos para cada beneficiario, que han llegado a través de 326 camiones tipo trailer descargados. Durante 2016, se produjeron 110 operaciones kilos y la Gran Recogida de Alimentos, una de las iniciativas que mueve más productos y que movilizó durante el año pasado a 3.000 voluntarios.

Entre los 27.651 beneficiarios, la mayoría corresponde a Cáritas, que concentró a 21.779 personas atendidas durante el año pasado. Las residencias de mayores, las asociaciones asistenciales y los centros de acogida son otros de los colectivos que gestionan la comida recibida por el Banco de Alimentos.

En cuanto a la memoria económica, la institución recibió 15.223 euros por las cuotas de asociados y afiliados y otros 32.080 euros a través de donaciones. La gran fuente de financiación del Banco, no obstante, es la entrega de alimentos -94.625 euros- y las subvenciones, que alcanzaron en 2016 los 89.285 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios