El Ayuntamiento retoca el plan de tráfico del Realejo tras negociar con los vecinos

  • El Consistorio se compromete a cambiar de sentido la calle Jesús Nazareno para facilitar la movilidad de los residentes

Comentarios 3

La remodelación de la zona de El Realejo está ocasionando más de un quebradero de cabeza al Área de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento. Y es que los cambios de circulación no se hacen nunca a gusto de todos. Por este motivo, los comerciantes y vecinos de esta zona de la ciudad debatieron anoche hasta última hora con el concejal del área, José Joaquín Cuadra, para exponerle algunas propuestas a la actual planificación. Así, el representante de los comerciantes del Realejo, Enrique Granados, solicitó al edil que la calle Isabel Losa invierta su sentido actual hacia Puerta Rincón y se dirija hacia la plaza de Colón. De esta forma, el barrio tendría durante las obras, que tienen un plazo de ejecución de ocho meses, dos salidas y no una como actualmente, apuntó Granados. Esta medida beneficiaría tanto a comerciantes como a vecinos, puesto que "por las mañanas se forman muchos atascos en el Colodro", añadió el presidente de la Asociación de Vecinos Alfatiha, Francisco López, quien aseguró que "este cambio que han hecho en la calle Isabel Losa no tiene mucho sentido y ya se lo dijimos a Cuadra", puesto que para ir hacia Santa Marina ya está la calle Juan Rufo.

Sin embargo esta propuesta no llegó a buen puerto, ya que el Ayuntamiento considera que el cambio en Isabel Losa ha sido bueno para otros muchos vecinos, lo que ocasionó que la negociación se prolongara hasta altas horas de la noche para estudiar otras posibilidades de abrir el barrio.

Finalmente, se aceptó invertir el tráfico en la calle Jesús Nazareno, según señaló a El Día anoche el propio Cuadra. La finalidad de esta medida será mejorar el tráfico a los residentes de las calles Buen Suceso, Isaac Peral y Machado, que eran los más damnificados por la reforma. Cuadra, que dijo que el cambio se hará el jueves o el viernes, señaló asimismo que en un plazo de 15 días volverá a estudiarse el asunto y anunció que se ha habilitado un teléfono directo para los vecinos con el fin de que informen de los problemas que puedan surgir. Por último, el concejal también señaló que se debatió la posibilidad de cambiar el sentido en calles como Ocaña o Reja de Don Gome, aunque finalmente no se tomó ninguna decisión sobre este asunto.

Estas localizaciones del Realejo son las que más problemas están generando desde la pasada semana, fecha en la que se iniciaron las obras y se puso en marcha el Plan Especial de Tráfico en la zona, que afecta además al recorrido de las líneas 1, 4 y 7 de la Empresa Municipal de Transportes (Aucorsa) y a las pilonas de las calles Cárcamo y San Pablo, que quedan inhabilitadas. El resto de las calles que han cambiado su sentido, como San Pablo, Arroyo de San Rafael, Buen Suceso y Arroyo San Andrés no están ocasionando excesivos problemas salvo los derivados de falta de información entre los usuarios. Otro de los problemas que puso encima de la mesa la asociación de vecinos fue la falta de aparcamientos generada por el corte de tráfico de la calle Realejo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios