El Ayuntamiento salva el recorte del Urban propuesto por la UE

  • Adapta el nuevo esquema financiero comunitario aunque mantiene los recursos previstos

Comentarios 1

El Ayuntamiento ha optado por poner dinero de más en el esquema financiero del Urban Sur para evitar un recorte de recursos económicos con el proyecto en marcha, una de las opciones que se daban desde Bruselas y que ha propiciado el Gobierno central ante las autoridades comunitarias para meter la tijera en los proyectos de estas características que se financian con fondos Feder. La consecuencia de este embrollo es que, al final del proyecto, el Ayuntamiento tendrá un peso financiero más relevante en el gasto a llevar a cabo y considerar como aportación extraordinaria municipal un total de 2,38 millones de euros. En definitiva, el Consistorio invertirá casi cinco millones de euros entre lo que le toca poner por obligación para que el dinero llegue de Bruselas como lo que se consideró necesario invertir sin que las autoridades comunitarias pusieran una parte del gasto.

Según el documento firmado por el teniente de alcalde de Presidencia, Miguel Ángel Torrico, que coordina el Plan Urban Sur, en julio de 2011el Gobierno español pidió a la Unión Europea que considerara un recorte de fondos de este tipo de programas. Se trata de una cuestión de ahorro ya que son iniciativas cofinanciadas en las que la Unión Europea pone la mayor parte del dinero pero que obliga a las autoridades locales a poner una parte de los recursos.

La Unión Europea colocaba el 70% del presupuesto original, algo más de diez millones de euros. Con la nueva regulación realizada por Bruselas, el dinero que llegaba de las autoridades continentales seguía siendo el mismo aunque el porcentaje de financiación se elevaba al 80%. La consecuencia es que el tope de gasto "elegible" del Plan Urban Sur se reducía de forma importante. De los 14,3 millones de euros de inversión máxima, el programa para revitalizar la zona sur de la ciudad se quedaba en 12,5 millones de euros. El gasto elegible del Plan Urban Sur son los extras, el dinero que la ciudad pone porque sus representantes municipales quieren y que suelen ser muy relevantes a la hora de conceder este tipo de programas de actuación de rehabilitación urbana. Un informe municipal explica que la alternativa que daba la Unión Europea era podar el proyecto, hacer menos cosas comprometiendo a su vez menos presupuesto. El Consistorio ha optado por mantener a largo la inversión prevista incrementando la parte extraordinaria que le corresponde colocar. El acuerdo tiene que ser revisado por el próximo Pleno municipal para que entre en vigor.

El documento municipal viene a explicar que el Urban Sur se encontraba en una fase lo suficientemente avanzada como para no admitir podas. En concreto, cambios ahora hubieran implicado que se modificasen las características de "los grandes proyectos" que se han previsto. La principal inversión, cuyo proyecto se está redactando, es la rehabilitación de la Escuela de Magisterio que tendrá un presupuesto cercano a los cinco millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios