El Ayuntamiento zanja la polémica de Radio Taxi con otra normativa

  • Facua y el colectivo de taxistas presentarán las propuestas con los derechos y las obligaciones que creen que deben tener ambos en un plazo máximo de 15 días

Una nueva normativa detallará los derechos y obligaciones de los taxistas y los usuarios de este servicio público. Ésta es la solución que anunció ayer la concejala de Transportes, María Ángeles Luna, para zanjar la polémica surgida en las últimas semanas como consecuencia de la denuncia que hizo pública la Asociación de Consumidores (Facua) contra Radio Taxi ante la existencia de una presunta lista negra con los nombres de los clientes a los que se les niega el viaje cuando lo solicitan vía telefónica. Éste fue el acuerdo al que llegó la edil socialista con los representantes de Facua y con los de la Asociación Provincial de Autónomos de Taxi y Radio Taxi, con los que mantuvo ayer un encuentro en el Consistorio. Ambos deberán aportar sus propuestas en un plazo de 15 días para que el gobierno municipal redacte este nuevo artículo.

El documento que salga de las propuestas de una y otra asociación, detalló la responsable de la Administración local, se añadirá a la actual ordenanza municipal para "salvar esas lagunas legales que hemos comprobado que existen". La concejala pretende evitar así que se desencadenen situaciones como las que apuntó el presidente del colectivo de usuarios, Francisco Martínez, quien criticó que los taxistas tomaran decisiones de forma unilateral y privaran de la prestación de este servicio a personas que, según Radio Taxi, mantenían una deuda con el sector. En este sentido, el dirigente de los taxistas, Miguel Ruano, reconoció que sólo se negaba el servicio a los clientes que se oponían a pagar un viaje que Radio Taxi entendía que habían contratado.

Sean o no ciertas las acusaciones de unos y la defensa de otros, Luna recalcó durante la reunión con el sector del taxi que el gobierno municipal es el "único que tiene la potestad para arbitrar en estos casos, pero en ningún caso los taxistas o lo usuarios". A este respecto, la concejala socialista matizó que desde el Ayuntamiento "lo que tenemos que hacer es tutelar y garantizar que se presta el servicio público y que lo pueden disfrutar los ciudadanos".

En cuanto al contenido de esta nueva normativa, Luna abundó en que se basará fundamentalmente en las propuestas que eleven desde Facua y el sector del taxi. En cualquier caso, y a tenor de lo que han manifestado una y otra parte a lo largo de la pasada semana, parece claro que, entre otros asuntos, se incluirá el tiempo máximo de espera por parte del cliente, aunque los taxistas manifiestan que actualmente no suele superar los cuatro o cinco minutos. También se concretará la sanción que se impondrá a los usuarios que solicitan el servicio a través de Radio Taxi y que deciden marcharse del lugar de encuentro antes del plazo que se establezca.

Luna concluyó que, una vez que se redacte el nuevo artículo para la ordenanza municipal sobre el funcionamiento del taxi, los trámites para su aprobación "trataremos que sean lo más rápido posible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios