La Audiencia absuelve a un ginecólogo procesado por el fallecimiento de un bebé

  • El tribunal confirma una sentencia del Juzgado de lo Penal y descarta que el médico actuara con "falta de previsión"

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial ha confirmado la sentencia del Juzgado de lo Penal número 2 que absuelve a un tocólogo del centro de salud de la avenida de América que fue procesado por la muerte de un bebé. Aunque la Fiscalía solicitaba inicialmente pena de cárcel para el facultativo por un presunto homicidio imprudente, al término de la vista oral retiró la acusación.

La sentencia aprueba esta tesis y rechaza el recurso presentado por la acusación particular, al no considerar acreditado que actuara "con la mínima desatención o falta de previsión". La resolución considera probado que la madre del bebé fallecido acudió a su médico de cabecera en noviembre de 2003 y, siguiendo el protocolo establecido, se sometió a un análisis. El 3 de diciembre, el facultativo contactó con la paciente para informarle de que existían problemas de incompatibilidad de su RH sanguíneo con el feto, por lo que la derivó al Servicio de Urgencias del Reina Sofía.

El 20 de diciembre, la embarazada fue visitada por el procesado, que prescribió un nuevo test para asegurarse de los malos resultados. La sentencia, sin embargo, considera probado que el encartado no tuvo conocimiento de las nuevas conclusiones, pues "se encontraba de vacaciones". Así que el embarazo fue tratado como si no fuera de alto riesgo. El 26 de mayo, la mujer ingresó en el Reina Sofía y los médicos le provocaron el parto por cesárea urgente. El pequeño falleció el día 8 de agosto.

La resolución de la Audiencia concluye que la causa de la muerte no es achacable al tocólogo, sino que es consecuencia de una anemia motivada por el trasvase de sangre del feto a la madre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios