Asenjo ensalza a Fray Albino por hacer casas para 26.000 personas

  • El obispo considera "ejemplar" la labor del dominico en el 50 aniversario de su fallecimiento y afirma que, "para muchos, ha sido el mejor" prelado de Córdoba

Comentarios 4

La labor social realizada por Fray Albino, obispo de la Diócesis de Córdoba desde 1946 hasta su fallecimiento en 1958, parece fuera de todo tipo de dudas a tenor de la información que destacó ayer el actual prelado, Juan José Asenjo, en la misa del 50 aniversario por la muerte del que fuera fraile dominico. Entre todas las actuaciones a las que hizo referencia el actual prelado en la homilía, destacó la construcción de viviendas en los barrios de Cañero y el Campo de la Verdad. En concreto, según los datos aportados por Asenjo, Fray Albino, en los 12 años que estuvo al frente de la curia cordobesa, encargó más de 5.000 casas para dar cobijo a unas 26.000 personas que carecían de hogar o vivían en malas condiciones.

Las inundaciones que se registraron en la capital en 1947 llevaron a Fray Albino a fundar la Asociación Benéfica Sagrada Familia, el ente del que se valió el fraile dominico para levantar varios millares de inmuebles en estos dos barrios, a los que dotó de las parroquias de San Vicente Ferrer, en Cañero, y Jesús Divino Obrero, en el también conocido como barrio de Fray Albino. Al margen de estas intervenciones, que tildó de "ejemplares", Asenjo se refirió a la fundación de diversos patronatos, como el de San Alberto Magno para "fomentar" la enseñanza y la formación profesional, o el de Nuestra Señora de la Fuensanta para "dar acogida" a niños que no tenían recursos económicos mediante la formación y un posterior puesto de trabajo que les permitiera cumplir sus expectativas.

Pero, al margen de resaltar la construcción de viviendas en Cañero y el Campo de la Verdad -un barrio éste último en el que el gobierno municipal está realizando mejoras del parque inmobiliario-, el obispo destacó la labor propagandística de la encíclicas sociales del Papa Pío XII y la construcción de templos. En total, el dominico creó 41 parroquias en la ciudad, entre ellas las mencionadas de los barrios de Cañero y el Campo de la Verdad, y restauró 16 iglesias. Asimismo, desarrolló otros 55 templos en el resto de la provincia.

Asenjo repasó algunos momentos de la vida del fraile de nombre Albino González Menéndez-Reigada-, como su nacimiento en Asturias, su formación en la orden de Santo Domingo o la prelatura que ocupó en Tenerife durante 21 años antes de recalar en Córdoba. El obispo abundó en la forma que tenía de ejercer sus funciones como prelado de la ciudad. "Su profundo amor a Jesucristo le hacía recorrer los barrios marginales y ver allí los ojos dolientes de los otros cristos, que son todos los pobres del mundo", señaló.

También aludió a los numerosos cordobeses que fueron "testigos de sus gestas", insistió en la "ejemplaridad" de su obra en la Diócesis y precisó que "para muchos ha sido el mejor obispo que ha tenido Córdoba desde Osio", momento fundacional del cristianismo en Córdoba. Juan José Asenjo dijo que Fray Albino se preocupó de la construcción de otros equipamientos para la ciudad, como las escuelas o los espacios públicos destinados siempre a las clases más desfavorecidas.

Al término del funeral en honor de Fray Albino, la casa de espiritualidad de San Antonio acogió durante todo el día unas jornadas de formación para el clero en memoria del fraile dominico. La primera ponencia, que tuvo lugar a las 12.00 bajo el título Exigencias sociales de la Eucaristía, corrió a cargo de Antonio Bravo. La segunda versó sobre Fray Albino, paradigma de obispo social, pronunciada por Manuel Nieto. Al final, tuvo lugar una mesa redonda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios