Antonio Ruiz deja a Crespín como número tres y antepone a Dolores Amo

  • El secretario general asegura que la nueva ejecutiva conjuga "personas con preparación y el empuje de la juventud"

Rafaela Crespín, Antonio Ruiz y Dolores Amo, ayer, en el congreso del PSOE. Rafaela Crespín, Antonio Ruiz y Dolores Amo, ayer, en el congreso del PSOE.

Rafaela Crespín, Antonio Ruiz y Dolores Amo, ayer, en el congreso del PSOE. / el día

El PSOE cordobés ya tiene nueva ejecutiva, aunque no ha sido fácil acordar una lista de nombres que lidera Antonio Ruiz como secretario general pero que ha dejado a Rafaela Crespín como número tres después de que los socialistas hayan creado un nuevo cargo, el de vicesecretaria general de política municipal, en el que estará Dolores Amo. El PSOE ha cumplido su pacto de dejar a Crespín como secretaria de Organización y se ha sacado de la manga ese nuevo puesto para situar a una de las personas de confianza de Ruiz, Dolores Amo, como su número dos y mano derecha. Es el final de una negociación que se alargó durante muchas horas y que deja a la delegada del Gobierno de la Junta en muy mal lugar después de esta jugada. Su intento de concurrir a las primarias, para algunos en el PSOE, no debía quedar impune, por lo que incluso en la jornada del domingo se intentó relegar a Crespín y los suyos. Las negociaciones estuvieron prácticamente rotas durante algunos momentos hasta que se llegó a esta solución intermedia gracias, en parte, al papel de José Antonio Ruiz Almenara y Soledad Pérez, que intentaron mediar en el asunto. Los afines a Crespín, además, han obtenido bastante menos representación del 50% al que aspiraban. Sí que han logrado introducir algunos nombres como el de Mercedes Moreno -secretaria de Servicios Sociales-, José Ignacio Expósito -secretario de Medio Ambiente- o José Antonio Romero, como secretario de Salud y Consumo. Por lo demás, Ruiz se ha acompañado en la ejecutiva de su equipo de confianza en la Diputación ya que, además de Dolores Amo, también están Felisa Cañete, Maximiano Izquierdo, Carmen Gómez o Martín Torralbo, así como Isabel Lobato, concejala de Iznájar, que es su jefa de gabinete en la institución provincial. Se mantienen también los pesos pesados del partido como Jesús María Ruiz, Juan Díaz, Isabel Niñoles o Maribel Flores -que sigue en la presidencia- y la cuota del aparato, con Inmaculada Durán.

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, está en la ejecutiva como uno de sus miembros natos. Del equipo de gobierno también se incluye a La edil de Promoción, Carmen González. Esta última forma parte de la cuota de jóvenes que ha incorporado Ruiz y en la que también se incluyen Teresa Romero o Desirée Benavides.

La lista consiguió el respaldo del 90,8% del congreso. Ruiz, en su primer discurso como secretario general de los socialistas cordobeses, insistió el pasado sábado en que "para que podamos cumplir ese objetivo es necesario cambiar cosas, sin olvidarnos de nuestras raíces, de quienes somos, y de lo bueno que se ha hecho en este partido, pero sin miedo a los cambios y siendo valientes a la hora de tomar decisiones". Para el nuevo secretario general, la ejecutiva conjuga "personas con la preparación y el empuje de la juventud, pero también con el valor y el aporte de la experiencia y que hayan demostrado capacidad de trabajo y de sacrificio en pro del interés común y que no tengan otra aspiración que la de contribuir con sus conocimientos y con su tiempo a este proyecto común".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios