Aguilar no descarta hacer cambios en el Palacio del Sur para llevarlo a cabo

  • Rafael Blanco anuncia que se está revisando el proceso para que "no haya alguna pega administrativa o de gestión" cuando se inicien las obras de construcción

Comentarios 15

El futuro del Palacio del Sur no está tan despejado como se anunciaba desde el gobierno municipal hace unos meses. Si a finales del pasado año se trasladaba el mensaje de que todo estaba pendiente de unos flecos para cerrar la financiación del edificio de Rem Koolhaas, la alcaldesa, Rosa Aguilar, indicó ayer que aún no hay nada decidido al respecto. Tan en el alero está el proyecto que se puede dar el supuesto de que se lleve a cabo tal y como está ahora planteado o que, incluso, haya que modificarlo, por lo que se tiraría a la papelera todo o buena parte del trabajo realizado por tres corporaciones municipales en los últimos siete años.

Pese al optimismo con que la regidora revistió sus declaraciones, el trasfondo de las mismas dejaba ver que todas las puertas están abiertas; es decir, que existe la posibilidad de que naufrague la iniciativa que echó a andar con el socialista José Mellado de teniente de alcalde de Urbanismo en 2001. En todo este tiempo, sólo se ha conseguido una maqueta y un solar preparado para la construcción. El simple hecho de apuntar que se baraja la posibilidad de modificar el proyecto señala que puede llegar a ser una realidad con tal de poner fin de una vez a un asunto enquistado en la gestión municipal y que ha sobrevivido nada menos que a dos elecciones municipales. En cada una de ellas, precisamente, se anunciaba que el Palacio del Sur sería una realidad antes de acabar el mandato, algo que aún sigue pendiente.

Aguilar se negó a "prometer ni a jurar por imperativo legal" que el proyecto del arquitecto holandés no se vaya a modificar en un futuro, aunque, a renglón seguido, subrayó que el trabajo se está realizando en torno "al único proyecto que hay"; esto es, al que ganó el concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento y que nació con un presupuesto de 68 millones de euros y que ahora se acerca a los 180 millones.

Sea de una manera o sea de otra, en Miraflores se alzará un edificio que servirá como palacio de congresos. Esta idea sí quedó clara en la intervención de ayer de la alcaldesa, quien dijo, equiparando este proyecto al de la ampliación del aeropuerto, que "no tiene marcha atrás".

Aunque este asunto no formaba parte del orden del día del Pleno de ayer, el portavoz del PP, José Antonio Nieto, fue el encargado de ponerlo sobre el tapete en el capítulo de ruegos y preguntas. En el debate generado participaron los portavoces de los tres grupos municipales y se abstuvo de hacerlo el teniente de alcalde de Urbanismo, Andrés Ocaña, el miembro del gobierno municipal que cuenta con las competencias sobre esta materia. El edil popular recordó a la regidora que su grupo pidió en julio del pasado año que se replantearan los términos en los que se intentaba desbloquear la construcción del Palacio del Sur si con ello se adelantaban los trámites para su edificación. Nieto recordó que los votos de IU y PSOE rechazaron su propuesta aquel día porque , en palabras de Ocaña, "era redefinir el proyecto y eso no se puede hacer en este momento". "¿Qué ha cambiado en estos nueve meses para hablar ahora de redefinición?", concluyó el portavoz del PP.

En su turno, la alcaldesa no respondió al concejal popular y, en cambio, aprovechó la ocasión para reprocharle que intentara involucrarla en esta "ceremonia de la confusión". Sobre las dudas que Nieto expuso que existían sobre la iniciativa, la regidora expuso su seguridad en que "Córdoba contará con un centro de congresos".

Como broche del debate, Nieto tendió la mano a Aguilar y le brindó el apoyo de su grupo siempre y cuando el Palacio del Sur "cumpla con la legalidad, tenga un plan de viabilidad económica y se haga el esfuerzo para que el aforo llegue a las 2.200 butacas".

Nieto cuestionó ante el Pleno municipal la capacidad de gestión del equipo de gobierno cuando dijo que el proyecto del centro de congresos de Miraflores "lleva siete años aprobado y desde hace cuatro está firmado con la empresa". Además, reclamó que se ponga sobre la mesa "una propuesta concreta, con fecha" frente a las declaraciones de buena voluntad. Sobre este aspecto, Nieto señaló estar dispuesto a "renunciar al pasado si nos comprometemos a mirar al futuro", frente a los sucesivos anuncios realizados en los últimos años de colocación de la primera piedra y del inicio de las obras que en ningún caso han llegado a cumplirse. Por ello, reclamó a las dos formaciones que componen el gobierno de la ciudad que tengan "claridad y criterio" para que digan "de una vez por todas lo que quieren hacer y que mantengan su palabra más de seis meses consecutivos".

El primer teniente de alcalde, el socialista Rafael Blanco, no desmintió el anuncio hecho por Aguilar, y señaló que la fase actual en que se encuentra el gobierno municipal consiste en "revisar todo el procedimiento para evitar que haya algún tipo de pega administrativa o de gestión" cuando se inicien las obras.

Por contra, antes del inicio de la sesión plenaria, el portavoz de IU, Francisco Tejada, dejó caer cómo sería una de las posibilidades que se barajan para el supuesto de que no fructificase el proceso actual. Señaló que si en el camino apareciera "alguna dificultad" lo que se haría es "acelerar la construcción del centro de congresos, sin que ello deba significar la modificación del conjunto del proyecto". Lo que se conoce como Palacio del Sur es un complejo que, además del mencionado palacio de congresos, contempla también la construcción de un hotel, una galería comercial, aparcamientos y un espacio escénico. Las aportaciones de fondos públicos por parte del Gobierno central y de la Junta de Andalucía se hará de forma directa sobre la parte destinada a la celebración de congresos, ya que el resto se considera una iniciativa privada.

En el plan financiero que presentó la empresa Ferrovial, encargada de su construcción, hay 35 millones que deben aportar las administraciones públicas. Tres millones de euros serán aportados por el Consistorio, mientras que la Junta se ha comprometido a una inversión plurianual de 12,5 millones. El Ministerio de Industria, por su parte, hizo el anuncio de que aportaría un millón, una cantidad de la que, según se anunció desde el Ayuntamiento, se negociará un incremento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios