La Aemet pronostica que la ola de calor continuará durante toda la semana

  • El mercurio no bajará de los 40 grados hasta el miércoles, y el jueves volverá a subir

Un vendedor bebe agua en su puesto del centro de la ciudad. Un vendedor bebe agua en su puesto del centro de la ciudad.

Un vendedor bebe agua en su puesto del centro de la ciudad. / José Martínez

La semana que hoy comienza será otra semana más de aire acondicionado en Córdoba y en la que será un infierno tener que salir a la calle a horas que están reñidas con la ola de calor, según el pronóstico de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Y es que las elevadas temperaturas, con escasos altibajos, continuarán durante los próximos días. Eso sí, siempre quedará el consuelo de que durante toda la semana no se llegará a los 42,5 grados que, según la medición de la estación ubicada en el Aeropuerto de Córdoba, fue la máxima registrada ayer en la ciudad. Esos 42,5 grados correspondieron a las 16:05 de la tarde. Los datos que arrojó la estación del Aeropuerto revelaron que el pico mínimo se produjo a las 07:00, con 21,5 grados. Una temperatura mínima bien alta que provocó una sensación térmica aún mayor continuará siendo la tónica de los próximos días.

La Aemet espera para hoy una máxima de 40 grados y una mínima de 23; para mañana esas temperaturas esperadas oscilarán entre los 39 grados de máxima y los 22 de mínima, y ya para el miércoles esos picos se repetirán. La agencia estatal prevé además que el jueves la máxima alcance los 40 grados y la mínima, los 21; que el viernes esos picos sean de 40 y 19, y ya para el próximo sábado se esperan 42 grados de máxima y 22 de mínima.

La máxima de ayer fue de 42,5 grados a las 16:05 y la mínima, de 21,5 a las 07:00

Esto se traduce en que durante el día de hoy continúa la alerta naranja por temperaturas extremas en Córdoba. Ante este panorama, la Aemet avisa de que con la alerta naranja existe un riesgo meteorológico importante, fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales, y con la amarilla -que se decretará para Córdoba los días en los que el mercurio baje de los 40 grados- no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.

En definitiva, la más que asfixiante ola de calor continúa dejando a su paso temperaturas como no se recuerdan e históricas en un mes de junio en Córdoba. A pesar de que la provincia, sobre todo la zona de la Campiña, esté acostumbrada a una canícula potente, los termómetros registran durante estos días unas temperaturas que hacen pensar que el verano, que aún no ha llegado, será uno de los más duros de los últimos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios