AENA dice que tendrá la terminal a punto para que puedan operar los vuelos

  • La empresa pública asegura que la aerolínea tendrá que prestar los servicios de tierra

Comentarios 1

AENA, el operador público responsable de la gestión del aeropuerto de Córdoba, asegura que tendrá todos los servicios básicos a punto de cara al inicio de las operaciones de la compañía Flysur desde el vetusto aeródromo de la ciudad. Fuentes de la empresa aseguraron a El Día que las obras que hay que realizar para poder operar desde las instalaciones son, en realidad, muy pequeñas y que la dirección del centro trabaja en que todo esté listo para el próximo 11 de septiembre, día del vuelo inaugural.

El problema radica no tanto en el edificio como en los servicios que allí se prestan, absolutamente impropios de un aeródromo moderno de pasajeros. Más allá de cuestiones técnicas de seguridad aérea, desde hace algún tiempo el edificio no tiene cafetería -cerrada por falta de actividad- y dispone de una sala de espera muy pequeña. Tampoco existen servicios habituales para el tráfico de pasajeros como el personal de tierra que realiza los trabajos de embarque o el transporte de equipajes.

Las fuentes de AENA explicaron que, habitualmente, son empresas contratadas mediante concursos públicos las que desarrollan el handling o servicios de tierra. Dicha actividad se encuentra liberalizada desde que hace varios años, las aerolíneas de bajo coste reclamaron realizar este trabajo con sus propios medios por razones de eficacia y para poder arañar unos euros en su cuenta de resultados. La empresa pública asegura que con pocos vuelos diarios -entre uno y tres, según la jornada- no parece muy probable que haya empresas interesadas en el desarrollo de este servicio. Lo más razonable se que sea la propia aerolínea quien se haga cargo de este tipo de actividades, aunque todos estos extremos dependen de contactos que aún se han de mantener.

Una de las cuestiones que sí parecen estar claras es que el desarrollo de las obras de la nueva terminal no debe generar problemas en el uso diario de las instalaciones por parte de los usuarios. AENA decidió hace varios meses que la nueva terminal se construiría en un lugar distinto al que ocupa el edificio principal de las actuales instalaciones. El plan de obras de AENA plantea dejar en pie el viejo edificio como parte de las obras del complejo. Lo habitual, además, es que las actuaciones de crecimiento de la pista se desarrollen sin interferir en el tráfico diario del aeródromo. Flysur sí se tendrá que hacer cargo de ubicar una torre de control provisional mientras que el control del tráfico aéreo se efectuará desde Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios