AENA adaptará el aeropuerto para poder recibir a los pasajeros

  • Tendrá que mejorar la seguridad y el control de acceso y proyectar una torre de control eventual

Comentarios 4

El consejero delegado de Taer Ándalus, Eduardo Gavilán, explicó ayer durante la conferencia de prensa en la que se presentó el proyecto que para comenzar a operar el 4 de septiembre se requiere que AENA cumpla con el compromiso al que han llegado de, antes de emprender la definitiva ampliación del equipamiento, hacer una adaptación de las actuales instalaciones con el fin de que se pueda recibir a los pasajeros, realizar el control de acceso y gestionar el equipaje, ya que actualmente el aeropuerto cordobés tan sólo permite vuelos privados y no reúne estas condiciones.

Gavilán explicó en ese sentido que por ahora el control de vuelo se realizará desde Sevilla y desde los propios aviones, aunque en un plazo de ocho o diez meses a partir del comienzo de los vuelos se espera que AENA construya una torre eventual que facilite el control tanto del despegue como del aterrizaje de los aparatos. La nueva operadora cordobesa se encontrará de todos modos con una de las principales restricciones que marcan las actuales condiciones del aeropuerto cordobés: la imposibilidad de volar desde la puesta del sol hasta el amanecer. Este hecho impedirá por ejemplo que por ahora se pueda ir y volver hasta Barcelona en el mismo día, que es una demanda habitual de algunos empresarios cordobeses.

La puesta en marcha de esta nueva compañía aérea desde la ciudad requerirá asimismo que la empresa pública dote de más personal al aeropuerto cordobés, ya que será necesario para facilitar el viaje de los pasajeros y para mejorar los servicios de cafetería (que está cerrada) y de ocio que actualmente existen, que no son los adecuados para dar respuesta al caudal de personas que se espera que utilice los vuelos de Taer Ándalus. Será necesaria una mayor dotación de agentes de seguridad para garantizar las minuciosas medidas de seguridad que se han impuesto en todos los aeropuertos desde que ocurrieron los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York en el mes de septiembre de 2001.

Uno de los principales objetivos de los máximos responsables de Taer es conseguir que el acceso a los aviones dure en torno a media hora, ya que piensan que si se consigue que este aeropuerto sea cómodo habrá personas de Sevilla e incluso de Málaga que puedan desplazarse a través del AVE hasta Córdoba para coger el vuelo y evitar así las tardanzas que se padecen actualmente en los aeropuertos de ambas ciudades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios