La reapertura de un hotel emblemático

El AC Palacio abre con el reto de atraer el turismo extranjero de alto nivel adquisitivo

  • El hotel recibe a sus primeros clientes tras un año y medio de obras y 40 millones de inversión · El establecimiento tiene 163 habitaciones de diseño y las últimas tecnologías

Comentarios 22

Una concurrida fiesta inaugural, a la que acudieron en torno a 500 personas, marcó anoche la apertura del nuevo hotel AC Córdoba Palacio, que ha sido construido sobre el solar de la avenida de la Victoria en el que desde 1956 hasta 2006 se erigió el mítico hotel Palace, centro de la vida cultural y social de la ciudad en los años 50, 60 y 70. El establecimiento, que es el segundo cinco estrellas que nace en Córdoba tras el Hospes del Bailío, cuenta con 162 habitaciones distribuidas en siete plantas y comienza con el reto de incrementar la presencia en la capital cordobesa de turistas extranjeros de alto nivel económico. "Córdoba no se puede conformar con el turismo que viene de Madrid", explicó en ese sentido el presidente de AC Hotels, Antonio Catalán, que presentó su nuevo proyecto junto a José Romero, máximo responsable del Grupo Prasa, la empresa constructora del inmueble y que se lo ha alquilado a Catalán por los próximos 25 años.

El directivo de AC avanzó que el Córdoba Palacio, que ha tenido una inversión de 40 millones de euros y se ha construido en poco más de año y medio, ya ha empezado a ser comercializado en todas las plataformas donde su firma da a conocer sus hoteles, por lo que se mostró confiado en que muy pronto comenzarán a llegar viajeros de las principales zonas de influencia de su compañía en el exterior, y es que tiene un amplio mercado en países como Italia y Portugal, sin olvidar que pretende abrir ahora un nuevo hotel en Nueva York. "Córdoba tiene un potencial brutal, porque es una ciudad más rica por sus monumentos que Florencia, que sólo tiene el Duomo, pero ahora debe creérselo y comenzar a comercializar su producto de otra manera", señaló optimista Catalán, que apostó por atraer a la ciudad un turismo cultural de alto nivel que esté dispuesto a pagar cantidades más elevadas a cambio de un servicio de lujo.

El nuevo AC Córdoba Palacio, que es el segundo que abre esta operadora en la ciudad tras el que ya inauguró hace unos años en el Plan Renfe, cuenta con las últimas tecnologías y dispone, entre sus 162 habitaciones, de siete suites. Entre otras muchas posibilidades, el hotel ofrece para sus clientes conexión a internet de alta velocidad wi-fi, minibar gratuito, climatización personalizada, televisión de plasma o servicios de habitaciones de 24 horas. Las instalaciones se completan con una piscina exterior situada en la séptima planta, otra interior, gimnasio, baño turco, saunas, spa, terraza, garaje, bar y restaurante, varias salas de reuniones con capacidad para 100 personas y un salón de banquetes para 350 comensales.

Los precios de las habitaciones oscilan entre los 90 y los 270 euros según la temporada y los días de la semana, mientras que los de las suites fluctúan entre los 198 y los 495 euros, ya que AC ha decidido integrar este establecimiento en su gama más elevada, denominada Selection y que incluye a 23 hoteles que o bien están ubicados en edificios antiguos con encanto o en inmuebles de nueva construcción que se caracterizan por su arquitectura especial. El director del nuevo hotel, el cordobés José Luis Adarraga, avanzó ayer que la ocupación durante estos primeros días y hasta la Feria se situará en torno al 80%, una cota que esperan mantener como media en el futuro.

Durante la presentación de ayer, tanto José Romero como Antonio Catalán evidenciaron la buena sintonía que existe actualmente entre Prasa y AC y anunciaron que se encuentran en negociaciones para llegar a acuerdos en otros tres hoteles que ahora mismo tiene proyectados la promotora cordobesa. En concreto, se trata del que la compañía construirá en Rabanales 21 junto a su futuro hospital de alta tecnología -que está pendiente de una reunión con la Consejería de Sanidad el próximo 26 de mayo- y de los que la empresa tiene proyectados en las ciudades polacas de Varsovia y Wroclaw. "No soy de los que le gusta cambiar de pareja de baile", dijo sobre estas negociaciones José Romero, que dio a entender que también le gustaría que AC se hiciese cargo de otros proyectos que tiene su grupo en ciudades costeras, aunque la compañía de Catalán está especializada por ahora en turismo de interior y de alto standing.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios