Sabrosos desayunos y dulces para deleitarse

  • Cafetería-panadería La Tahona. Dirección: Avenida Guerrita, número 32. Teléfono: 957 84 96 38

Cuando la falta de trabajo aprieta, hay muchas personas que encuentran en el emprendimiento una nueva vía laboral y eso es lo que le sucedió a Blanca Jiménez, una joven cordobesa que asumió hace algo más de dos años la dirección de la Cafetería-Panadería La Tahona. Blanca, que ya había trabajado en la hostelería tanto en cocina como de camarera, reconoce que el paso a gestionar un negocio propio es algo que no conoces a la perfección hasta que te ves inmerso en ello. "Es complicado, hasta que no estás dentro no sabes cómo va la cosa a nivel de trámites y demás", confiesa, aunque también es consciente de que "estás trabajando para ti, no tienes la presión de un jefe, de trabajar para alguien y siempre sabes que todo lo que hagas es en tu propio beneficio".

De esta manera, esta cordobesa se lanzó a abrir su cafetería en el número 32 de la Avenida Guerrita, donde ofrece sabrosos desayunos todas las mañanas, algo que combina con la venta de pan y dulces, con los que sus clientes disfrutan especialmente por las tardes. La Tahona abre a diario, en horario de ocho de la mañana a ocho de la tarde, mientras que los sábados y domingos reduce su horario de nueve de la mañana a tres de la tarde.

Los desayunos son el producto de más éxito en La Tahona; Blanca los destaca por su pan

Los desayunos son el gran atractivo de la Cafetería-Panadería La Tahona. "Tenemos un pan muy bueno, de chapata y que se puede pedir además de lino o integral, aparte del pan blanco normal", cuenta Blanca, que destaca también sus precios competitivos, que van "desde 1,8 euros un desayuno normal de café y tostada, hasta los 2,1 euros de los completos, con jamón, york y demás".

La Tahona es también un buen sitio para comprar el pan a diario. Como cuenta Blanca, su oferta trata de adaptarse al deseo y el bolsillo de cada cliente. Por un lado, esta cafetería ofrece dos barras de pan al precio de un euro, y por otro vende a diario pan más tradicional, como las típicas teleras cordobesas.

Otro de sus fuertes son los dulces, que Blanca Jiménez recibe de dos pasteleros cordobeses que garantizan un producto de calidad a diario. "Lo que más solemos vender son los cruasanes de chocolate, los roscos de nata, o las palmeras, de las que tenemos bastante variedad", comenta esta hostelera cordobesa, que pronto empezará además a ofrecer los tradicionales dulces que llegan acompañando a las fiestas de Navidad. La Tahona recoge también encargos especiales de tartas o dulces, para ocasiones especiales, de esas que merece la pena celebrar con un capricho dulce.

Tras dos años de actividad a buen ritmo, Blanca piensa en dar un paso más en su negocio y pronto empezará a ofrecer tapas al mediodía, aprovechando su horario ininterrumpido. Y es que, cuando uno se convierte en su propio jefe, cualquier detalle es poco para mirar por la salud del negocio. Y ese es el secreto del éxito de La Tahona, el esfuerzo y dedicación de Blanca, que día a día sirve jugosos desayunos y sabrosos dulces a un precio muy competitivo y con el añadido de una sonrisa, algo que no se puede medir pero que siempre resulta un valor añadido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios