Policías, cocineros, guerrilla y fútbol para el puente de diciembre

  • De las cintas que llegan la semana previa al desembarco de 'El hobbit' destaca el último trabajo de David Ayer, 'Sin tregua'.

Semana de puente que adelanta los estrenos habituales del viernes aunque no hay entre ellos títulos de relumbrón. Seguramente, el desembarco la próxima semana de El hobbit, con que el Peter Jackson vuelve un tanto cansinamente al mundo de Tolkien, ha disuadido a la exhibición de presentar grandes propuestas, algo a lo que ha contribuido además la cercanía de las navidades y el desembarco de películas que traerá.

El más comentado es el filme policial Sin tregua, que ha conseguido que expertos en el género como William Friedkin, autor de la obra maestra French Connection, la califiquen como una de las mejores en su estilo. La dirige David Ayer, que fue guionista de ese título de culto que fue Training Day. Su truco consiste en que se une a la moda moderna del found footage, es decir, rodarla como si fuesen tomas reales recogidas de cámaras de seguridad o grabaciones caseras, al estilo de Chronicle, una de las grandes sorpresas del año. Todo buscando el realismo máximo en una historia que sigue el día a día de una pareja de policías en uno de los barrios más duros de Los Ángeles, hasta que un día, en un control de tráfico rutinario, confiscan un alijo de drogas y armas perteneciente a un poderoso cártel que querrá recuperar lo suyo. Michael Peña y Jake Gyllenhaal son los protagonistas.

Los productores galos de Intocable, uno de los grandes éxitos de este año que acaba, regresan con otra comedia made in Francia, ambientada en el mundo de la alta cocina. El chef, la receta de la felicidad cuenta con el protagonismo de Jean Reno, que no se pierde una, y el cómico francés Michaël Youn, con el apoyo de Santiago Segura que interpreta a un visionario cocinero con demasiados parecidos con las grandes estrellas españolas de los fogones. Un chef bastante considerado se encuentra en un momento de bloqueo creativo justo cuando el dueño del restaurante donde trabaja quiere desplazarlo para centrar el negocio en los nuevos vientos culinarios. Desesperado, se busca como ayudante a un peculiar cocinero que le ayuda a afrontar la crisis.

Conocido por su cinta sobre el agente infiltrado en ETA Lobo, Miguel Courtois presenta este miércoles Operación E, en la que sigue inspirándose en hechos reales aireados en su momento por la prensa. En concreto, el caso del niño de Clara Rojas, una mujer secuestrada por las FARC colombianas que dio a luz y cuyo hijo fue entregado a un campesino para que lo cuidase. El crío se unió a la prole inmensa del campesino y les acompañó cuando la guerra los convirtió en desplazados, aunque seis años después la guerrilla lo reclamó como prenda para los acuerdos de paz. Luis Tosar, además productor del largometraje, da vida al forzado padre adoptivo en esta película rodada en lugares reales de Colombia.

Por último, Un buen partido, donde el director de Siete almas, Gabriele Muccino, plantea una comedia romántica con Gerard Butler, Jessica Biel y Catherine Zeta-Jones. Un jugador de fútbol retirado acepta dirigir el equipo donde milita su hijo, con el objetivo de reconciliarse con su mujer tras el fracaso de su matrimonio. Pero no será fácil, ya que muchas madres se sienten atraídas por él y el director del equipo tiene planes para él que le pueden alejar de su familia.

Basada en una historia real, El doble del diablo, dirigida por Lee Tamahori, convierte en el Bagdag de los años 90 al actor Dominic Cooper en el doble de Uday Hussein, el hijo amante del sexo y la lujuria del dictador Sadam Hussein. Así, el teniente del ejército iraquí Latif Yahia sufrirá un cambio de rumbo cuando tenga que meterse en la piel de Uday, en una espiral de amenazas e intriga que ya se ha dejado ver por los festivales de Berlín y Sundance.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios