Lola Greco

Lola Greco es hija del célebre bailarín y bailaor José Greco y de Lola de Ronda. La bailarina y bailaora inició su formación en la escuela del Ballet  Nacional  de  España (BNE), del que fue primera bailarina a los diecinueve años. Su entrada en el circuito internacional no se hizo esperar. Participó en París en la Salomé de Van Hoecke y  en la Ópera de Milán en Il vespri siciliani/Las vísperas sicilianas. José Granero contó con ella para Medea. A partir de entonces, Victoria Eugenia,  José  Antonio  y  Felipe Sánchez, entre otros, le montaron espectáculos. Además, recorrió Estados Unidos enrolada en la compañía de su padre.

El  BNE  volvió  a  contar  con  ella,   como  primera bailarina invitada, en 1991 y, cinco años más tarde, en la reposición de El sombrero de tres picos en homenaje a Antonio. Más tarde, participó en la gala  Gigantes  de  la danza, que se celebró en los Campos Elíseos parisinos, junto a Maya Plisetskaya y Silvie Guillem. La colaboración con el maestro Granero volvió  a  repetirse,   cuando  le montó La Gitanilla. Bajo sus órdenes se puso, junto a otras bailarinas y bailaoras, en el montaje A mi manera, estrenado en el Festival de Jerez 2002.

Ya desvinculada  del BNE, en 2002 montó con su hermano José Greco el espectáculo Latido, que estuvo durante un mes en cartel en El Corral de la Morería  de  Madrid.   Entre  sus  trabajos  más recientes, destaca su colaboración, como coreógrafa y bailarina invitada, en Pasión y ley de Antonio el Pipa, estrenado en el Festival de Jerez 2004. Quizá la  faceta  que menos se conozca de la gran maestra, es su labor humanitaria a lado de La asociación de danza y artes escénicas de Madrid y Comunidad, en la que ha colaborado  en  dos  de sus galas benéficas anuales, de una manera altruista, impartiendo clases magistrales y talleres a precios simbólicos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios