Victor Hugo y el sueño del océano

La editorial sevillana El Olivo Azul publica 'Los trabajadores del mar', una de las novelas menos traducidas del escritor · En la obra, el autor reflexiona sobre la relación del hombre con la naturaleza

Braulio Ortiz | Actualizado 25.05.2008 - 05:00
zoom

Victor Hugo apuesta por trabajar una dimensión poética en esta obra.

Share
El Olivo Azul continúa en su línea de rescatar textos que, pese a su calidad, han caído en ese limbo ingrato de la desmemoria. Obras que entraron en España acompañadas de una traducción que no hacía justicia a la riqueza original, o que por el capricho del mercado están ahora descatalogadas, encaran una nueva vida gracias al impulso de la editorial sevillana.

Después de acoger a otros autores como Marcel Schwob, Leonid Andreiev, Arthur Schnitzler, Joseph Conrad o Apollinaire, el catálogo se refuerza con la incorporación de Victor Hugo, de quien se recupera Los trabajadores del mar, una de las novelas más desconocidas -también una de las creaciones más libres y modernas- del escritor francés.

"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla y que el género humano no escucha", afirmó en una ocasión el creador de Los miserables. Precisamente, la tensión del hombre con los elementos es uno de los ejes sobre los que gira Los trabajadores del mar. No en vano, Hugo escribió este libro en la isla de Guernesey, en el Canal de la Mancha, destino en el que se mantuvo exiliado durante 15 años y donde se ambienta esta ficción.

Para Juan José Téllez, que ha redactado el prólogo de la publicación, en esta obra "se escenifica el contraste entre el hombre bueno rousseauniano, al que representa el pescador Gilliatt, y la maldad primigenia volteriana, personificada en sus vecinos, bajo el peso de las supercherías y el temor a lo que Charles Baudelaire había llamado ya el agua monstruosa".

El escritor algecireño cumple con la introducción de esta novela "la deuda que tenía con Victor Hugo. Yo aprendí a imaginar con Verne o con Stevenson, pero aprendí a leer con gente como Stendhal y Hugo", declara. En Los trabajadores del mar, Téllez señala al autor en el apogeo de su evolución como narrador, al Hugo "más revolucionario", valiente en su búsqueda de una "dimensión poética, simbólica, trascendente" y moderno en los planteamientos que esgrime. "Yo creo que esta novela nos moderniza al Hugo en que se piensa habitualmente, porque quizás lo tenemos demasiado encasillado a una narrativa del XIX, y este libro es precursor de la literatura del siglo XX", argumenta el poeta.

"Qué páginas, qué fragmentos, qué frases y, sobre todo, qué atmósfera nos regala. Esta novela, contextualizándola respecto a su obra toda, resulta absolutamente polisémica", asegura el autor de Main Street, rendido ante las "numerosas interpretaciones" que tienen cabida en Los trabajadores del mar.

La narración "encierra muchos símbolos", defiende Téllez, especialmente en el retrato del mar, "aquel mar que aterraba a los navegantes, el del más allá y de los monstruos". El pulpo que aparece en la trama, comentó una vez Pardo Bazán, representa la sombra, el abismo, al mismo Lucifer. "Surge como un engendro, tiene relación con toda la mitología maléfica del mar", apunta el prologuista. El escritor atribuye a su hermetismo que se trate de una de las novelas menos traducidas de Hugo. "La historia más poderosa no es la típica, la folletinesca de la historia de amor", reflexiona. Como Hugo, "una contradicción con patas", Los trabajadores del mar es la alianza de conceptos dispares, el encuentro de mil y un matices.
0 comentarios
Normas de uso

Este peri�dico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta secci�n y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario

SEFF 2014

Toda la información del festival

PUBLICIDAD