última jornada

Los forenses de 'Perdidos', post-it virtuales y el paréntesis de Gutenberg

El EBE 2010 se cierra con una charla de Pedro Jorge Romero sobre la serie de culto, otra sobre una nueva herramienta para compartir y la visión de Alejandro Piscitella sobre cómo está Google cambiando el mundo.

Susana Caballero, sevilla | Actualizado 22.11.2010 - 00:17
Share
Pese a que es un reputado traductor y escritor de ciencia-ficción, hay mucha gente que no conoce a Pedro Jorge Romero. Pero seguro que no hay muchos seguidores de Perdidos que no hayan pasado alguna vez por su blog después de cada episodio para leer sus reflexiones en busca de un poco de iluminación y puede que alguna respuesta, aunque quizás sólo encontrasen más preguntas.

Romero, más conocido como pjorge, se subió al escenario del último día del Evento Blog 2010 para responder a la pregunta ¿Hay vida después de Lost? Pero, “haciendo honor a la serie”, admitió al inicio que “no voy a ofrecer ninguna respuesta”. No fue del todo cierto. Evidentemente, “hay vida después de Lost; de hecho, seguimos vivos”, y siempre habrá “otra serie, otro libro, otra obra que nos sorprenda tanto como esta”. Romero comenzó recordando cómo decidió empezar a escribir sobre Perdidos, a escribir después de ver cada episodio de la serie. Y cómo, después del último episodio, la avalancha de visitas fue tal que, literalmente, su blog murió de éxito (justo antes de la caída contabilizó 50.000 visitas en un día, y aquel texto que escribió entonces sigue siendo, seis meses después, uno de los más leídos).


Pedro Jorge -que, como decía Luis Rull en esta entrevista, ha aportado un valor añadido a la experiencia de ver Perdidos con su encomiable esfuerzo por desenmarañar las diferentes capas de significación que se superponen en la serie- defendió su final porque la deja “temáticamente perfectamente cerrada”. Cuando se enfrentó al doble episodio de cierre sólo “esperaba que me sorprendieran por última vez, y lo hicieron”. Entiende el desencanto de muchos que vieron frustradas sus expectativas porque no les gustó “la clave que les dieron” los creadores, pero defiende los aciertos de la serie, como “mantener a los personajes siempre en el centro” de todo lo que pasaba o ambientar la trama en una isla, que actúa como una prisión perfecta. También aplaude que “ha ocultado el elemento fantástico muy bien”, y siempre que han introducido un episodio de ciencia-ficción “lo han hecho del modo más directo posible”, resguardándose así de los recelos que en la población en general suelen despertar los trabajos inscritos en ese género (todo esto lo explica en uno de los extras de la charla que ha publicado en su blog).

Cree que el epílogo a la serie que incluyeron en la edición en DVD es "una broma" para los fans, para esos que no quedaron satisfechos con la resolución de la serie ni con la cantidad de información que recibieron, porque no sólo no responde nada sino que añade más preguntas, y pronunció, al hilo de las características de Perdidos -una serie para ver una y otra vez en busca de pistas para someterla a sesudos análisis-, una de las frases que define a la perfección la actitud de sus seguidores: Lost no tiene fans, tiene forenses”

Joaquín Ayuso y Glass

Una de las constantes de este EBE ha sido la presencia en las distintas ponencias de emprendedores para contar su experiencia, dar consejos a los asistentes y animar a todo aquel que tenga en mente poner en pie un proyecto. El último de los emprendedores de esta edición ha sido Joaquín Ayuso, uno de los fundadores de Tuenti y ahora embarcado en un nuevo proyecto, Glass, una herramienta para compartir contenidos que permite poner notas privadas (visibles sólo por quien desee el usuario) en webs de todo tipo. Ayuso, que aseguró que “Glass va a ser el estándar para compartir”, apuntó que en los próximos meses la plataforma incorporará otros idiomas (por ahora sólo está en inglés) y canales para que se amplíe el alcance de esos contenidos compartidos, aunque su control siempre quedará en manos del usuario.


Ayuso, que apuntó que el grupo de fundadores de Tuenti eran “chavales de universidad, más normales” que los creadores de Facebook (o al menos que la visión que de ellos se da en la película de David Fincher La red social), repasó la puesta en marcha de la red social española, inspirada por el éxito de Facebook, e insistió en que no es necesario irse a Estados Unidos, “porque aquí también hay capacidad de emprender y entusiasmo; en EEUU el mercado está más saturado y hay menos entusiasmo”. Ayuso remarcó las lecciones que se pueden obtener del fracaso, animó a los presentes a “empezar a emprender” y dijo que las claves para iniciar un proyecto son “conocer tus limitaciones”, para saber a quién necesitas incorporar, y “transmitir a los demás el amor que sientes por tu proyecto, involucrarles, para que luchen por él como si fuese suyo”.

El cofundador de Tuenti apuntó también que la próxima batalla que se librará en la Red tendrá como argumento “la propiedad de la información”. Por ahora, está en manos de empresas como Google y Yahoo, pero “la gente quiere ser dueña de su información”. En los próximos cinco años, según Ayuso, “veremos cambiar ese mapa, veremos cómo la propiedad de la información volverá a sus usuarios”.

Piscitelli y el paréntesis de Gutenberg

El filósofo argentino Alejandro Piscitelli fue el encargado de pronunciar la conferencia de clausura de esta quinta edición del Evento Blog, y lo hizo con una interesante (y densa, sobre todo por la multitud de temas que trató y las ramificaciones a que cada uno de ellos podía dar lugar) ponencia titulada El paréntesis de Gutenberg, que inició asegurando que nos encontramos ante un “cambio cultural y civilizatorio pocas veces visto en la Historia”. El último cambio similar fue el propiciado por Gutenberg y su imprenta. Piscitelli habló de la “cultura remix 2.0”, en la que muchos producen contenidos para muchos, de forma “multimedial”, porque “las comunidades digitales han ampliado la capacidad productiva” (antes sólo había unos pocos productores de contenidos, como Hollywood).


El argentino anticipó una “guerra cultural de proporciones épicas” entre el viejo y el nuevo orden, y cataloga reportajes, libros y estudios que acusan a Google de atontar a los ciudadanos como ataques fruto de la “pose defensiva que adopta una cultura que se siente amenazada”, la del modelo Gutenberg, la de la tiranía de lo impreso y toda su jerarquía implícita. Piscitelli ensalzó la importancia de la “arquitectura de la participación” y aseguró que la discusión “no es sobre el soporte” ni sobre la tecnología, porque “cada uno debe usar la herramienta apropiada para cada momento y objetivo”.       

“Durante 500 años”, continuó, “lo que aprendimos lo aprendimos de los libros y llevábamos el mundo al papel; ahora lo llevamos a la pantalla”. Esa nueva cultura, en la que ha cambiado ese modo de representación, “no es impuesta por periodistas y profesores, no va de arriba abajo, sino de abajo arriba”. Los “bienes culturales son ahora accesibles”, y fundamentales para ese cambio, pero “no hay que quemar nada, sino utilizarlo todo desde una perspectiva diferente”. Y así, dentro de un tiempo, puede que nos demos cuenta de “cómo Google está cambiando el mundo”.
1 comentario
Normas de uso

Este peri�dico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta secci�n y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario

Luis Rull, momentos antes comenzar el encuentro. / Belén Vargas

Pie de foto

Luis Rull: "Las nuevas tecnologías sirven para mejorar nuestra actividad profesional"

El miembro del equipo organizador del Evento Blog España (EBE) y cofundador de Mecus.es ha mantenido un encuentro digital.