fútbol l XXXI Trofeo Nacional Juvenil Ciudad de los Califas

El Madrid defiende título ante el Córdoba

El gran favorito del torneo y un valiente conjunto blanquiverde se citan esta noche en El Arcángel

El Día / Peñarroya | Actualizado 21.08.2010 - 05:02
zoom

Toril, entrenador del Madrid.

Share
madrid: Pacheco, Eduardo, Javi Noblejas (Chema, 86'), Sergio, Derik, Kamel (Juanfran, 64'), Barril, Omar, De Tomás (Alex Díaz, 53'), Ramírez (Aguza, 46') y Belima (Castaño, 73'). villarreal: Ortola, Adri (Ramos, 72'), Manel, Paco, Pablo, Toni (Ureña, 63), Cámara, Juan (Julio, 63'), Nico (Gala, 53'), Moi y Adriá (Pablo González, 57'). Árbitro: González Cantador. Mostró tarjeta amarilla a Aguza. Goles: 1-0 Javi Noblejas (34'). 2-0 De Tomás (46'). 3-0 Derik (48'). Incidencias: Gran entrada en Casasblancas, con medio millar de espectadores en las gradas. Alberto Toril, entrenador del Real Madrid juvenil nacido en Peñarroya, recibió distintos obsequios del Ayuntamiento como homenaje.

Al Real Madrid se le abrió el camino hacia la final del torneo del modo más inesperado. El Villarreal, novato en el cuadrangular cordobés, sorprendió con una briosa salida y creó peligro a los blancos especialmente por la banda derecha. Moi y Adriá se mostraron especialmente bulliciosos. Sin embargo, los jugadores de Alberto Toril se repusieron y equilibraron la pugna. Tuvieron los madridistas una virtud básica, que fue advertir la debilidad de la retaguardia amarilla. El Villarreal tocaba con tino y buen gusto, pero de medio campo hacia atrás se registraban errores preocupantes que terminaron siendo fatales.

El Madrid se adelantó gracias a la estrategia en una falta que terminó cabeceando su central. El tanto tranquilizó a los de Toril, que se marcharon al descanso con ventaja. A salida, todo quedó decidido en apenas unos minutos. El meta villarrealense no estuvo demasiado afortunado, como tampoco sus compañeros a la hora de arroparle. De Tomás y Derik colocaron el 3-0 en el marcador y el Real Madrid puso ya los dos pies en la gran final. El Villarreal no renunció a jugar al fútbol y, de hecho, siguió creando ocasiones de peligro. No se resignó nunca, pero careció de poder de definición. Todo lo que contrario que el Madrid, que supo gobernar el ritmo del partido con acierto sin necesidad de tener que apurar sus fuerzas ante la alta temperatura que se registraba. Hoy volverá a pelear por el título en Córdoba.
0 comentarios
Normas de uso

Este peri�dico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta secci�n y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario

Mundial de fútbol

Toda la información

El Día de Córdoba

el portal inmobiliario líder en españa

PUBLICIDAD