Mercedes Salido Peracaula. Investigadora de Histología de la Universidad de Cádiz

"Nuestro trabajo tiene que contribuir a generar patentes"

Comentarios 2

Las células poseen los caracteres completos de la vida. Nuestra vida está ahí. El enfermar de la célula es nuestro enfermar. No hay marcha atrás. ¿O sí? La ingeniería tisular es una disciplina que, entre otras muchas cosas, considera que no es una ciencia ficción crear células sanas para sustituir las enfermas. En un estado de desarrollo quizá lejano, pero no imposible, hay un buen número de investigadores convencidos de que se podrían realizar trasplantes de órganos enfermos de manera rápida e indolora. En Andalucía, en la Universidad de Cádiz, se trabaja en una parte de ese ambicioso proyecto. El grupo se llama CTS 253 PAI y Mercedes Salido Peracaula (Jerez, 1967) pertenece a este elenco de investigadores que dirige el catedrático José Vilches y que se coordina con investigadores del Instituto de Ciencias Materiales de Sevilla y clínicos de Cirugía Maxilofacial del hospital Virgen del Rocío. Trabajan desde una institución pública en una investigación de la que se deberían beneficiar todos los ciudadanos. No es un trabajo que se realice con los grandes medios de los laboratorios privados. Y aún así, pese a las precariedades, avanzan.

¿Cuál es su situación? En principio, no es de las peores. La mayoría de los 173 grupos de investigación de la UCA tienen adjudicaciones aprobadas pero el dinero no termina de llegar. Este no es el caso: "Nuestro grupo cuenta con financiación obtenida en convocatorias anteriores que cubre hasta el año 2013 inclusive, cuando estaba el gobierno anterior y ya se habían iniciado los recortes". Es decir, pasaron el corte del primer recorte, pero no saben si pasarán el segundo. "El futuro es incierto con los nuevos recortes como sufren proyectos aprobados a otros investigadores pero pendientes de transferencia de fondos" .

El proyecto es de tal calado que lo lógico es que siga adelante, pero Salido reconoce sus dudas; "Se abre un camino a la esperanza con la futura aprobación del plan de investigación 2013-2016, ahora sujeto a consulta pública, pero la incertidumbre es inevitable".

Su idea de hacia dónde debemos encaminarnos es clara: "Si el cambio de modelo productivo pasa por la investigación es necesario incrementar dotaciones, estabilizar investigadores y, por parte de estos, proyectar más la investigación hacia ese nuevo modelo. Es decir, necesitamos incrementar la llamada investigación de traslación sin descuidar una investigación básica que genere conocimiento".

Salido comprende, por tanto, que hay una parte de la investigación que debe obtener resultados rápidos, pero recuerda que la otra, de más largo aliento, es una garantía de futuro. "Los investigadores debemos asumir a la hora de plantear proyectos que tenemos que generar una plusvalía que contribuya a crear patentes en explotación y prestación de servicios a las empresas, pero cualquier recorte que no respete lo anterior supone un freno en este camino que no nos podemos permitir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios