Un testigo asegura que recibió dinero de dos empresarios para Roca

  • Declara que llevó en bolsas entregas de Rafael Gómez, 'Sandokán', y Ávila Rojas

El ex asesor urbanístico y principal procesado en el caso Malaya, Juan Antonio Roca, entregaba y recibía "grandes cantidades de dinero", según asegura un testigo de la causa, que afirma haber recogido y transportado dinero de los empresarios Rafael Gómez, conocido como Sandokán, y José Ávila Rojas.

En su declaración policial, el testigo señala que en los últimos trece años ha estado vinculado con imputados en el caso Malaya y asevera que el "entramado" de Roca le encargaba realizar viajes para transportar dinero, que le entregaban en bolsas de viaje.

Según la declaración, "lo normal" era llevar a cabo la entrega o recogida de dinero en Marbella, "cerca del domicilio de Roca", así como en el aparcamiento de un hotel de lujo de la ciudad, y en alguna ocasión era el mismo ex asesor urbanístico "quien lo recibía o entregaba".

El testigo apunta que ha realizado viajes a Madrid "para la entrega de grandes cantidades de dinero en oficinas o despachos" y asevera que "sobre todo ha recogido dinero de Rafael Gómez y de Ávila Rojas, en Córdoba y Granada, respectivamente".

Afirma además que ha hecho entregas de dinero "para la compra de fincas a José Luis Martín Berrocal" y añade en este sentido que "en una ocasión le entregó unos mil millones de pesetas para la compra de una finca en Toledo, que actualmente se encuentra dedicada a la cría de toros bravos".

El declarante indica que su relación con Roca se inicia tras las obras de reforma que con una pequeña empresa de construcción realizó en los años 90 en el domicilio del ex alcalde de Jesús Gil, de la familia de éste y en sedes del GIL, así como en un chalé del ex asesor urbanístico, para quien llevó a cabo otros trabajos.

Asegura que entre ellos se encuentra un zulo fabricado "a petición de Roca" en el garaje del edificio Poseidón que disponía de un mecanismo de apertura y cierre "por presión" y de una "puerta oculta" por la que se accedía a otro habitáculo.

La declaración de este testigo el pasado octubre ante la Policía constituye el origen de una pieza separada del caso Malaya por la que se practicaron hace unas semanas registros en tres inmuebles de Marbella, Córdoba y Agrón (Granada) y se intervinieron cientos de obras de arte.

Según recoge el juez instructor de la causa en un auto, el testigo narra en su declaración que el entorno de Roca, debido a su falta de liquidez, pretendía obtener del promotor granadino José Ávila Rojas, también imputado en Malaya, 18 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios