El terrorismo ensombrece de nuevo el aniversario de la Constitución

  • Por segundo año consecutivo, el acto estuvo precedido de un minuto de silencio por la última víctima de ETA · Chaves y López Garzón llaman a la unidad contra la crisis

El terrorismo volvió a ensombrecer ayer la celebración del día de la Constitución. Un minuto de silencio al principio y sin cóctel al final fue la secuencia de un acto en el que, por segundo año consecutivo, se recordó así a víctimas de ETA. Si en 2007 fue el agente de la Policía Nacional Fernando Trapero, en 2008 ha sido el empresario Ignacio Uría. De ahí que los discursos tanto del presidente andaluz, Manuel Chaves, como del delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, se empañaran con este último atentado.

Ambos atacaron y condenaron el "anacronismo sangriento" que imponen las "pistolas" etarras y defendieron la Carta Magna como un "manto amplio" que permite la defensa de todas las ideas pero sin dar espacio a las "imposiciones violentas" que son contrarias a los valores constitucionales. Chaves, además, hizo un llamamiento a la unidad política y social para dar una respuesta "contundente" y para rendir homenaje a las víctimas del terrorismo nacional e internacional.

El tono festivo que debiera tener el acto también quedó relegado a un segundo plano por la crisis. Chaves aprovechó su turno de palabra para pedir "corresponsabilidad" de todos los actores para combatir una situación con visos de "recesión global", y en esto, lanzó un mensaje a los empresarios, recordando que "la concertación social -el VI Acuerdo de Concertación expira el 31 de diciembre- ha propiciado el clima de confianza y estabilidad necesario para la consecución de altas cotas de bienestar".

López Garzón, en un tono más político, ensalzó los esfuerzos del Gobierno central para dar respuesta a la actual coyuntura económica, deteniéndose en los 1.423 millones que llegarán a Andalucía del Fondo Estatal de Inversión Local, pero lo hizo con cierto desatino. Habló antes en su discurso de esos millones que de este último asesinato.

Aparte de conmemorar el treinta cumpleaños de la Carta Magna, también se hizo entrega de los premios Plaza de España, que en su cuarta edición recayeron en los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca y en la Unidad de Gestión Clínica de Genética, Reproducción y Medicina Fetal del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, y de otros galardones, como la Encomienda al Mérito Civil al Inspector Jefe del Cuerpo Nacional de Policía, Jesús Gómez Palacios, que recibió un disparo por evitar un atraco, y que fue largamente aplaudido por la amplia representación de autoridades civiles, militares y religiosas de Andalucía que acudieron. También fueron impuestas la Cruz del Mérito Policial del Ayuntamiento de Sevilla y la Medalla de la Protección Civil al Jefe Superior de la Policía de Andalucía Occidental, Enrique Álvarez Riestra, y al Teniente Coronel de la Guardia Civil, José Luis García.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios