La sociedad andaluza acompaña en su dolor a la familia de Álvarez Colunga

  • El cuerpo sin vida del empresario fue incinerado ayer en la capital onubense y sus cenizas trasladadas hasta Olvera donde serán esparcidas · Elogio general a su contribución al desarrollo de Andalucía

Las cenizas del presidente de honor de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Rafael Álvarez Colunga, serán esparcidas en la finca La Orihuela propiedad que la familia tiene en Olvera. El cadáver de Álvarez Colunga fue localizado por Salvamento Marítimo el pasado sábado a seis millas de la costa de Mazagón tras explosionar la embarcación en la que viajaba y fue incinerado en la tarde ayer en la capital onubense después de que se oficiara una misa. El mundo empresarial, social y político de Huelva y Andalucía se dio cita en el tanatorio para dar su último adiós al que fuera presidente de la CEA y expresar sus condolencias y muestras de dolor a la familia.

La familia del fallecido había llegado al tanatorio de la capital pasadas las once de la mañana y desde entonces fueron pasando por allí distintas personalidades de la política y ámbito empresarial. Muchas de ellas lo hicieron también por la tarde para asistir al sepelio, entre ellos el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, que se desplazó desde Sevilla al igual que otras muchas personalidades, y que tuvo palabras de reconocimiento para el empresario desaparecido. Todas ellas destacaron la gran pérdida como persona y el carácter emprendedor de Rafael Álvarez Colunga.

Manuel Chaves calificó al fallecido como una buena persona que cambió radicalmente la imagen de la CEA haciéndola una organización moderna y con mucho más peso en el conjunto del empresariados español. Según el presidente de la Junta, Álvarez Colunga siempre defendió la idea de la cultura emprendedora, y fue un buen amigo con el que, según dijo, tuvo algunas diferencias que siempre se solventaron porque era una persona dialogante.

Especialmente afectado se mostró el presidente del PP-A, Javier Arenas, natural de Olvera y familiar directo de Rafael Álvarez Colunga. "Ha sido un momento muy duro y complicado para todos porque además se encontraba en un momento eufórico", dijo. El líder andaluz del PP indicó que el fallecido era una persona siempre muy preocupada por que el empresariado tuviera prestigio social y defendió la mejor política social para conducir a la creación de empleo.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía, Santiago Herrero, lamentó el fallecimiento de Álvarez Colunga, al que consideró "gran amigo" y "referente empresarial", al tiempo que anunció la intención de la Confederación de rendirle un homenaje póstumo. Herrero lamentó esta "gran pérdida" para la organización y destacó su labor como presidente al frente del sector empresarial andaluz en una etapa que sirvió para acercar la CEA a la sociedad.

El presidente de la Federación Onubense de Empresarios, Antonio Ponce, aseguró que se ha tratado de un desagradable accidente que todavía nadie se explica, teniendo en cuenta que era capitán de yate y que conocía la embarcación con la que se produjo el accidente. "Es una pérdida irreparable; llamaba las cosas por su nombre, decía lo que sentía. Lo echaremos de menos", apuntó.

El delegado del Gobierno andaluz, Juan José López Garzón; la presidenta de la Diputación Provincial, Petronila Guerrero; el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez; el subdelegado del Gobierno en Huelva, Manuel Bago; el presidente de la Confederación de Empresarios del Comercio de Andalucía, Manuel García Izquierdo o el presidente de Caja Rural del Sur, José Luis García Palacios fueron algunas de las personas que acompañaron a la familia en la despedida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios