Salvador torres. decano del colegio notarial de andalucía

"Hay notarías que se han ido a pique al bajar la actividad"

  • El trabajo de los notarios ha caído al mismo ritmo que los préstamos y la venta de casas Se ha despedido a personal y sobran 50 despachos

Comentarios 2

-¿Qué balance hace desde que aterrizó en el cargo hasta ahora?

-Ha sido muy poco tiempo, menos de un año, pero creo que se han conseguido cosas desde el punto de vista interno de los notarios. Por ejemplo, se ha constituido una fundación para la mediación en el Colegio, que se va a ocupar de hacer cursos y de ofrecer a la sociedad los servicios de mediación de los notarios, al amparo de la Ley de Mediación impulsada por el Gobierno. Luego se ha intentado que la comunicación con los compañeros sea mayor, para tenerles al día de todas las novedades que afectan al cuerpo. También se ha tratado de negociar con el Gobierno las reformas y estar más al tanto de lo que es la función notarial.

-¿Cuántos notarios hay en Andalucía?

-512 notarios en activo.

-Los últimos años han sido duros para todos. También para su colectivo. ¿Sobran notarías?

-Actualmente sí sobran notarías. Me explico: las notarías las crea el Gobierno. Los notarios no las podemos colocar donde queramos, depende de las plazas que el Gobierno determine, y cada diez años hace una demarcación, decide dónde se van a crear notarías y dónde se van a suprimir. Al ser funcionarios públicos, en función del trabajo que hay se decide dónde hace falta otra oficina y dónde sobra. Las demarcaciones se hacen siempre con las estadísticas de los años anteriores. La última se hizo con las estadísticas de los años del boom de la construcción, con lo cual se crearon muchas notarías. Ahora, con la crisis, ha bajado muchísimo la actividad y algunas que se crearon ya no tienen sentido.

-¿Y cuándo será la próxima demarcación?

-Según nuestras noticias el Gobierno está preparando una ahora. Es un proceso largo: el Gobierno hace una propuesta, la pasa a todas las comunidades autónomas, éstas emiten sus informes... Puede pasar un año largo.

-¿Cuántas se suprimirán?

-Alrededor de un 10%. Pero aunque se supriman esas notarías, la supresión efectiva puede tardar años, pues depende de que se queden vacías.

-¿Y se están convocando menos plazas?

-Sí. Las plazas son menos que antes y también hay menos opositores. Por la crisis y la dificultad de sacar adelante las notarías, la gente tiene menos incentivos para estudiar la oposición, que es muy dura y se tardan muchos años en sacarla. De diez años a esta parte el número de opositores habrá caído casi a la mitad.

-¿Es el parón inmobiliario el principal culpable de la disminución de la actividad?

-El parón inmobiliario ha sido el detonante. Pero ha llevado aparejada una disminución en el número general de documentos. El parón inmobiliario lleva consigo una disminución de ventas y de hipotecas, pero luego el hecho de que las entidades de crédito hayan restringido los préstamos, incluso a empresas, ha provocado que también se retraigan otras personas que no están ligadas al mundo inmobiliario.

-¿Se están yendo a pique las notarías?

-Sí hay notarías que se han ido a pique. ¿Por qué? Por la disminución de la actividad, lógicamente, pues aunque la notaría sea una función pública que se ejerce en nombre del Estado, toda la organización corresponde al notario. Hay notarías que tenían antes muchísimo trabajo y también muchos empleados. Al bajar los ingresos, si los empleados y sueldos son los mismos, la diferencia entre ingresos y gastos disminuye e incluso desaparece. Ha habido casos en los que se ha tenido que despedir al personal para subsistir.

-¿Se puede hablar de parón también en la concesión de préstamos hipotecarios?

-Sí, ahora ya no se firman casi. Los bancos ya no los dan. Ahora, para que te concedan un préstamo hipotecario, prácticamente te exigen que no lo necesites. Te lo conceden cuando tienes una solvencia tan grande que saben que no va a haber ningún problema para cobrar.

-¿Cómo asisten los notarios al drama de los desahucios?

-Como los demás ciudadanos. Es un drama, pero no es generalizado, porque tampoco hay un impago generalizado. Los notarios no desahuciamos, eso lo hacen los jueces. Yo creo que hay que ofrecer soluciones. Una, de la que se habla mucho, es que las personas continúen en la vivienda. ¿Pero en qué condiciones? Se habla de un alquiler social, pero si una persona no tiene para pagar una hipoteca tampoco tiene para un alquiler. Entonces tendrían que ser gratis. Evidentemente el banco es una entidad que está para ganar dinero y dar pisos gratis no es una cosa que esté dentro de sus posibilidades. Ahí sí tendrían que implicarse, que yo creo que no se implican, las administraciones públicas, pues tienen muchas viviendas de protección oficial que podían ceder gratuitamente a esta gente. Luego, los bancos que han tenido ayudas del Estado podían devolverlas entregándoles pisos de los que se han adjudicado, y el Estado, a su vez, ceder estos pisos a estas personas.

-¿Qué le parece el decreto de los desahucios?

-Yo creo que paralizar los desahucios durante dos años no sirve para nada ni arregla nada. El decreto no impide las ejecuciones. Se van a seguir ejecutando las hipotecas y la gente va a seguir perdiendo la propiedad de sus pisos. No es una solución, es aplazar el problema dos años pero no solucionarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios