La mitad de los centros deben adaptarse a la red TIC en cuatro años

  • El programa de tecnología e innovación nació en 2003 y debe llegar al 100% en 2012

A falta de cuatro años para que se haga efectiva la promesa electoral de Manuel Chaves de que todos los colegios e institutos públicos se incorporen a la red TIC, el 53% de ellos está ya dentro del programa que se inició en el curso 2003-2004, según datos de la Consejería de Educación. A partir de ahora, la adhesión será progresiva para que alcance a ese 47% restante, y todos los nuevos centros contarán desde su arranque con las herramientas propias del programa. En plena planificación del próximo curso, Educación aún desconoce el número exacto de los nuevos centros que quedrán adscritos a la red TIC en el periodo 2009-2010.

Si hasta ahora eran los consejos escolares los que solicitaban su adscripción, una orden del 9 de septiembre establece que, para generalizar el acceso progresivo, los centros TIC -además de los bilingües, el plan de deporte escolar, etc- será la propia Administración la que decida el número y qué centros se adaptarán a las nuevas tecnologías hasta completar el objetivo del 100%. Una meta que deberá alcanzar el 50% en el caso de los centros bilingües en ese mismo periodo de cuatro años.

"Los objetivos son concretos y ya hay una andadura evaluadora de presentación por proyectos", explica Teresa Varón, directora general de Innovación Educativa de la Consejería de Educación, para explicar la razón por la que ya no existe una concurrencia competitiva entre los centros que solicitaban hasta ahora su candidatura a ingresar en la red. No obstante, los proyectos que ya estaban en vigor de anteriores convocatorias -anuales o bianuales- seguirán su curso con normalidad.

Los centros sí serán autónomos para hacer sus solicitudes a la Administración en proyectos relacionados con la innovación educativa, a través de propuestas verdaderarmente nuevas -"aspectos no evaluados, puntas de lanza", apunta Teresa Varón- , que contarán con recursos económicos de gastos de funcionamiento con partidas finalistas, es decir, un dinero destinado directamente a esas innovaciones educativas. Colegios e institutos cuentan también con su propia iniciativa para implantar los planes relacionados igualdad, convivencia, sanidad o medio ambiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios