Un lío de faldas

  • El TSJA da la razón a Pascual en la polémica del uniforme de las enfermeras, CCOO recurrirá y la Junta no se pronuncia

Comentarios 4

Nunca una prenda dio tanto que hablar, si se exceptúan las bragas de Lee Remick en Anatomía de un asesinato de Otto Preminger y el invento de la británica Mary Quant en 1964, la minifalda. Aquí, en Andalucía, las faldas de las enfermeras de la Clínica San Rafael de Cádiz, de la empresa Pascual, llegaron a los tribunales a través de una demanda de conflicto colectivo presentada por CCOO. El pleito no lo suscitaba la calidad del paño ni la tersura del pliegue. El sindicato organizó la causa por lo que consideraba una medida discriminatoria, ya que la dirección del hospital defendía -y exigía- la uniformidad de sus empleadas consistente en: falda, delantal, cofia y medias. Nada de pantalones.

Y el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, la más alta institución judicial en la comunidad autónoma, tercia en este lío de faldas y le da la razón a la empresa: las enfermeras, pues, con falda. Para el tribunal, ni hay discriminación que valga ni problema de salud laboral en el uso de un uniforme que se remonta a quince años atrás.

Las reacciones a la sentencia han sido como las que suscitan las pasarelas de moda: dispares. A favor y en contra. A CCOO, claro, no le ha gustado. El sindicato dice que la acata, pero la "cuestiona" y considera que los jueces "se han equivocado". Así que recurrirá. Enfrente se coloca otra central sindical, UGT, que desde el primer instante -en marzo pasado- se situó al lado de la dirección de la empresa. UGT se ha felicitado por la decisión del TSJA porque "la sentencia ha hecho justicia con las mujeres de la empresa Pascual que en todas las áreas y servicios de los hospitales ocupamos el 80% de la plantilla y que hemos mantenido durante meses una posición de dignidad frente a la demagogia y el escándalo mediático de la representación minoritaria de CCOO".

La Consejería de Empleo, que tiene otra causa judicial abierta contra Pascual por el mismo asunto -paralizada hasta ahora por el proceso del TSJA-, no se ha pronunciado y se ha limitado a señalar que está a la espera de los mecanismos judiciales, informa Noelia Hidalgo. La Consejería trasladó este conflicto al Juzgado de lo Social número 1 de Cádiz espués de que una inspección de Trabajo concluyera en un informe que obligar a las enfermeras a llevar falda era discriminatorio y propusiera a la empresa una multa de 6.251 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios