Un laboratorio de empresas

  • Siete proyectos de Andalucía son galardonados por el concurso Uniemprendia, que les ofrece formación y orientación especializadas

La ambición por explorar, descubrir y avanzar son facetas bien conocidas y valoradas de los investigadores. Su capacidad emprendedora también está siendo recompensada desde que, en 2005, se iniciara el Programa Uniemprendia.

Este concurso, que organiza la Red de Oficina de Transferencia de Tecnología (RedOTRI) y patrocina el Grupo Santander, promueve la creación y consolidación de jóvenes empresas desarrolladas a partir de tecnologías maduradas en universidades y centros de investigación españoles, como son el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) o el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA).

En su cuarta edición, la del presente año, Andalucía ha resultado ser la comunidad que más ideas galardonadas ha registrado. Concretamente siete: tres cordobesas, dos granadinas y dos más, una de la Universidad Pablo de Olavide (UPO)de Sevilla y otra malagueña, una empresa dedicada a la robótica submarina.

Estas iniciativas son muy diferentes entre sí. El proyecto Biogenética muscular de la UPO, por ejemplo, se encuentra aún en una fase más cercana a la realidad universitaria que a la empresarial.Sin embargo, la cordobesa Animal Breeding Consulting (ABC) lleva varios años ofreciendo sus servicios desde las instalaciones de la UCO y cuentan con gran experiencia, por lo que será más fácil su fundación como empresa de base tecnológica (EBT). Juan Vicente Delgado, el director de ABC, estima que en "un par de meses" podrán ser una spin-off pues "lo único que falta es el NIF". En el caso de ACC Domóticaocurre lo contrario, está constituida desde hace un año pero no tienen tanta experiencia como ABC.

A pesar de la diversidad que caracteriza a estas iniciativas y al resto de las galardonadas dentro del espectro científico andaluz por Uniemprendia, todas coinciden en la "alta viabilidad comercial y tecnológica que ofrecen", explica María José Llamas, coordinadora del concurso. Según Llamas, éste ha sido el principal criterio en el que se han centrado a la hora de seleccionar los proyectos.

La recompensa que reciben los promotores de las ideas premiadas se divide en varias fases "flexibles y modulables". Consisten en "un periodo de formación y tutorización individualizada, para desarrollar el plan de empresa, y otra etapa de orientación para favorecer el acceso a la financiación necesaria para iniciar cada negocio", prosigue Llamas.

La organización del programa resalta, especialmente, la "especialización" de los turores en las materias en las que se centra cada iniciativa empresarial. Gracias a esto se logra "la adecuada implementación de la formación empresarial a cada investigación" y se consigue "una estructura de negocio eficaz y llamativa que permita aprovechar mejor las técnicas para la captación de un número elevado de clientes en el menor tiempo posible", aclara la coordinadora del programa.

Los responsables de los siete proyectos andaluces coinciden en que los conocimientos empresariales que les transmiten desde Uniemprendia son "esenciales" porque ése es el punto en el que suelen "flaquear" al no poseer formación en esta materia. Con este programa se suplirá dicha carencia, objetivo que impulsó a los precursores de algunos proyectos a solicitar la este asesoramiento, como sucedió con la malagueña Naga Technologies.

El diseño tutorizado de los planes de negocio servirá para encauzar las iniciativas empresariales o para reorientarlos, en el caso de las EBT constituidas antes de ser seleccionadas por este concurso. Los promotores de los proyectos participarán en el Foro AnualNeotech, donde se les presentará a inversores con vistas a que hagan contactos y estrechen lazos de los que puedan obtener financiación para sus futuras empresas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios