Un juzgado investiga la legalidad de la bolsa de trabajo del SAS

  • Un juzgado de Sevilla admite a trámite la demanda de los eventuales sanitarios En la bolsa hay inscritas unas 370.000 personas

Comentarios 11

La bolsa de trabajo es "ilegal" y "fraudulenta", está "desactualizada", "las categorías no corresponden con los méritos de los profesionales sanitarios" y no hay procedimiento reglado que se aplique "de manera idéntica" en todas las contrataciones que realiza el Servicio Andaluz de Salud (SAS), se emplea "de manera discreccional y parcial", o dicho de otro modo, a la hora de cubrir las vacantes del sistema sanitario se contrata "por enchufe". Además, la firma continuada de contratos de corta duración "esconde relaciones laborales con la Administración que en algunos casos alcanzan más de 15 años" sin que se reconozca a estos profesionales como indefinidos laborales. Éstos son algunos de los argumentos que expuso a principios de este mes la Asociación de Eventuales del SAS (Aesas) en su demanda de impugnación a la bolsa única de trabajo del SAS presentada por el abogado y secretario de la asociación Manuel Martos.

Apenas 15 días después, la Justicia ha decidido admitir a trámite como procedimiento abreviado la demanda, en concreto el Juzgado número 12 de lo Contencioso-Administrativo de Sevilla será el órgano que inicie las diligencias para dilucidar el procedimiento que sigue la Administración en la contratación de trabajadores.

Se comienza así a investigar cómo y en qué términos contrata el SAS, la joya de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía que, pese al rosario de recortes sufridos en los últimos años, cuenta en su haber con unos 90.000 profesionales.

Aun hoy es un destino profesional en el que muchos quieren trabajar: en la actualidad, hay unas 370.000 personas inscritas en la bolsa. No en vano, este instrumento de gestión de personal pasa por ser la única vía por la que los profesionales sin plaza en el sistema sanitario pueden acceder a un puesto de trabajo del gigante que es hoy la sanidad pública andaluza.

No es un asunto baladí, ya que se trata de la "primera y única" demanda interpuesta a la bolsa de trabajo a nivel andaluz, según Martos. El pasado junio, la asamblea de Aesas -un plataforma que da voz a más de 500 profesionales eventuales de todas las categorías y de toda Andalucía de los más de 16.000 eventuales que existen- decidió por unanimidad demandar judicialmente la bolsa de trabajo y pedir, además, que se investigara a las personas encargadas de baremar los méritos de los profesionales. En última instancia el responsable de la bolsa es el gerente del SAS, José Manuel Aranda, que fichó para este cargo en enero de 2014.

Además de la impugnación de la bolsa, Aesas coordina un rosario de demandas individuales interpuesta por estos eventuales que en su precaria inestabilidad reclaman que se les considere indefinidos dada la larguísima relación contractual con la Junta. De momento, un juzgado de lo Social de Cádiz ha dado la razón y obliga al SAS a que reincorpore en su puesto de trabajo y con plaza propia a tres médicos, dos de Puerta del Mar de Cádiz y uno del Punta Europa de Algeciras.

La reclamación de los eventuales ocupó ayer algunos minutos enel Pleno del Parlamento. El diputado del PP Rafael Valero Rodríguez preguntó a la consejera María José Sánchez Rubio acerca de la sentencia del facultativo de Algeciras. Sánchez Rubio se limitó a decir que en el Gobierno andaluz "no se valora la sentencia y la valoraremos cuando se a firme" . Y en referencia a la bolsa, el popular criticó el "uso ilegal de las bolsas de trabajo, que deben cubrir vacaciones y bajas, y no deben usarse para despedir a su antojo". Ante esta acusación, la consejera se defendió y dijo que "no están utilizando ilegalmente ningún instrumento de gestión de personal hasta que eso no se demuestre en firme en un tribunal".

La Justicia lo estudia ahora. Con todo, la admisión a trámite viene a respaldar la labor de Aesas que, desde su nacimiento, ha defendido su naturaleza apolítica y asindical. Tanto es así que Martos señala a los principales sindicatos como parte del "descontrol" . Existe un "pacto de no agresión entre ellos" porque, sostiene, son ellos "los que controlan las contrataciones de la bolsa".

más noticias de ANDALUCÍA Ir a la sección Andalucía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios