Un investigador sevillano muestra un componente del vino que mejora la salud

  • El estudio, desarrollado en la UPO, expone que el reverastrol previene el declive funcional causado por el envejecimiento en ratones

Comentarios 1

El investigador español Plácido Navas, de la Universidad Pablo Olavide del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Sevilla, ha participado en un estudio internacional que muestra que un componente del vino tinto, el resveratrol, mejora la salud durante el envejecimiento en ratones.

El estudio, que se publica en la edición digital de la revista 'Cell Metabolism', muestra que el reverastrol previene el deterioro y el declive funcional causado por el envejecimiento en ratones alimentados con una dieta estándar, aunque no afecta a la longevidad al iniciar el tratamiento en la vida adulta.

Los investigadores, dirigidos por Rabel de Cabo, del Instituto Nacional del Envejecimiento de Estados Unidos, compararon ratones alimentados con una dieta estándar, una dieta alta en calorías y un régimen de restricción calórica, tratados con resveratrol a concentraciones bajas y altas, para estudiar el impacto de este componente del vino tinto en el envejecimiento y la salud.

Entre los resultados más relevantes, los investigadores descubrieron que el resveratrol previene el declive de la función cardiovascular asociado a la obesidad y la edad.

Los ratones tratados con el componente, estuvieran obesos o no, mostraron un mejor funcionamiento cardiovascular y sus niveles de colesterol descendieron. Otros beneficios fueron una mejor salud ósea, una disminución de las cataratas asociadas a la edad y una mejora en la coordinación motora en los animales de más edad.

Los científicos descubrieron también que los efectos del resveratrol sobre la longevidad podían estar desacoplados de los cambios en el peso corporal, lo que significa que los ratones de la dieta alta en calorías con resveratrol no perdían peso pero experimentaban una vida más larga y sana que los ratones en la misma dieta calórica que no tomaban el componente del vino tinto. Los autores especulan que una mejor salud cardiovascular y menos cambios grasos en el hígado podrían haber contribuido a una mayor esperanza de vida en los ratones tratados con resveratrol.

Los investigadores señalan sin embargo que los resultados no tienen por qué tener una aplicación directa a los humanos, en los que intervienen multitud de factores que no afectan a los modelos animales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios