Dos de cada diez hogares andaluces subsisten con menos de 25 euros al día

  • Un estudio de la Junta aporta que el salario mensual oscila entre 835 euros para los más desfavorecidos y 1.973 para los ingresos más altos · Sólo el 29,2% de las familias con menos recursos tienen ordenador

Comentarios 15

0,5%

¿Hasta dónde alcanza la capacidad económica de los hogares andaluces? Evidentemente, dependiendo de los ingresos y los gastos de cada unidad familiar, variará la dificultad para llegar a fin de mes. Los últimos datos estadísticos sobre la economía del hogar ofrecen una perspectiva poco halagüeña para las familias.

Pertenecen a la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) de 2005 que publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE), pero no fueron dados a conocer en la presentación del sondeo. El Centro de Estudios Andaluces, una entidad dependiente de la Consejería de la Presidencia de la Junta, demandó datos más exhaustivos de la realidad andaluza y los ha publicado esta semana en su colección de estadísticas.

De los datos del informe se extrae que el 21,5% de los hogares andaluces disponen de unos ingresos inferiores a 9.000 euros; es decir, subsisten con 24,6 euros al día, sin contabilizar gastos de vivienda y similares. El 16,4% de estas familias percibió ingresos procedentes de rentas de capital y un 3% en concepto de propiedades arrendadas (la mitad que en el resto de España). Por otro lado, sólo el 0,5% de los hogares andaluces recibió una prestación en concepto de ayuda a la vivienda.

El informe del Centro de Estudios Andaluces aporta los ingresos anuales netos de aquellos individuos que percibieron alguna remuneración durante 2004. Los trabajadores por cuenta propia y asalariados miembros de hogares con rentas altas recibieron de media 19.696 y 19.935 euros, respectivamente. Sin embargo, el importe medio para los andaluces miembros de hogares en situación de pobreza severa fue de 4.028 euros para los asalariados, y de 2.812 euros para los trabajadores por cuenta propia. Con estas remuneraciones, el salario bruto mensual medio fue de 835 euros para los miembros de familias más desfavorecidas económicamente y de 1.973 euros para el segmento con ingresos más elevados.

En cuanto a las prestaciones individuales recibidas, sólo el 1,6% de los miembros de hogares con ingresos altos percibió una prestación por desempleo (4.715 euros de media), frente al 10,4% de aquellos que forman parte de las casas más pobres (3.270 euros de media). De un análisis más exhaustivo, el informe ofrece datos relativos al acceso de las unidades familiares a determinados bienes de consumo que reflejan la disponibilidad de los andaluces a disfrutar de ciertas prestaciones, al igual que las principales carencias y sus motivos.

En la comunidad, el acceso a una comida de carne, pollo o pescado -o equivalente para los vegetarianos- al menos cada dos días es un hecho prácticamente universal, con porcentajes superiores al 94% para todos los hogares. No obstante, sólo el 27,1% de los más pobres puede permitirse unas vacaciones de al menos una semana al año, frente al 84,4% de los hogares con ingresos altos. Con lo que cumple religiosamente toda familia, con independencia de sus ingresos, es con el pago de la hipoteca o del alquiler. Sólo un 12% de las casas andaluzas más pobres se retrasaron más de lo debido, lo que aconteció para un 19,7% de esta tipología de familia en la devolución de otro tipo de préstamos. Los hogares más pudientes no tuvieron problemas para asumir el pago.

En cuanto a los bienes de equipamiento, más del 90% de los hogares andaluces dispone de lavadora, teléfono y televisión en color, aunque sólo el 29,2% de los que cuentan con menos recursos posee un ordenador personal, frente al 75,8% de aquellos con ingresos altos. De estos últimos, el porcentaje de los que disfrutan de un automóvil es muy superior (92,3%) en comparación con las familias más pobres (55%).

Más de la mitad de los hogares con menores ingresos (53,9%) identifica los gastos totales de la vivienda como una carga pesada, frente al 24,9% de aquellos con ingresos altos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios