El fiscal superior de Andalucía defiende su imparcialidad

  • Ayer formuló sus alegaciones sobre la petición de la defensa de De Urquía de que se abstenga

Comentarios 2

El fiscal superior de Andalucía, Jesús García Calderón, que se retiró el lunes del proceso contra el juez De Urquía tras pedir su defensa su abstención, ha negado categóricamente estar contaminado.

Según informaron fuentes de la Fiscalía andaluza a este periódico, García Calderón ha defendido su imparcialidad de forma tajante en las alegaciones que ya ha formulado en el marco del expediente gubernativo abierto en la Fiscalía General del Estado para determinar si debe abstenerse de participar en el juicio por el caso Urquía.

La apertura del citado expediente, encaminado sólo para dilucidar si García Calderón puede o no intervenir como acusación pública en el proceso seguido contra el juez De Urquía, se produce a raíz de un escrito presentado por la defensa del magistrado, que ejerce el letrado Antonio González Cuéllar.

La defensa alegaba que el fiscal podría haber pedido su imparcialidad objetiva por haber conocido el contenido de unas conversaciones telefónicas, intervenidas judicialmente en el marco de otra causa y posteriormente anuladas, en las que se plasmaba su estrategia para defender a Urquía.

El fiscal, tras conocer el lunes al inicio de la vista la existencia del incidente de abstención, se retiró provisionalmente del proceso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios