El finlandés que sufrió un infarto en la Giralda se fuga del hospital

  • Se marchó para hacer el Camino de Santiago, sin informe médico y antes de que le colocaran un desfibrilador interno

Comentarios 1

El turista finlandés de 60 años que sufrió un infarto tras subir a la Giralda se ha fugado del Hospital Virgen del Rocío. Lo hizo vestido de peregrino, con la venera incluida, y aseguró que tenía la intención de hacer el Camino de Santiago. Se fue con dos estents colocados y sin que le implantaran un desfibrilador interno, como estaba previsto. El hospital ha dado parte a la Policía Nacional para que trate de localizarlo, ya que tampoco lleva su informe médico. De esta manera, si sufre algún otro problema de salud en otra comunidad, los profesionales que lo atiendan no sabrán qué pruebas le han practicado en Sevilla.

El hombre sufrió un infarto el pasado 6 de septiembre, cuando se encontraba visitando la Giralda. Fue atendido por otros dos turistas, uno de ellos médico y otra enfermera, y para su recuperación fue clave el desfibrilador de la Catedral. El servicio de emergencias del 061 lo asistió tras estas primeras maniobras de los turistas. El hombre fue reanimado y trasladado al Hospital Virgen del Rocío, donde ha permanecido ingresado hasta que se ha escapado.

Durante su estancia en el hospital evolucionó favorablemente. Incluso se le facilitó un intérprete para que le explicara todo lo que le había ocurrido, las personas que habían intervenido para salvarle la vida y las pruebas que le estaban realizando en el centro sanitario. El hombre se mostró agradecido y de buen humor, se hizo numerosos selfies en el hospital y comentó a los profesionales que tenía intención de hacer el Camino de Santiago y que quería coger un autobús para dirigirse a otra ciudad desde la que empezaría su ruta. Por ello se piensa que ha podido marcharse de Sevilla ya.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios