La familia de La Zarza era asistida por la Junta cuando residía en Huelva

  • El Defensor del Pueblo investigará las condiciones de los cuatro niños que convivieron varios días con los cadáveres de los adultos

Entrada de la vivienda en la que fueron encontrados los dos cadáveres, en La Zarza. Entrada de la vivienda en la que fueron encontrados los dos cadáveres, en La Zarza.

Entrada de la vivienda en la que fueron encontrados los dos cadáveres, en La Zarza. / julián pérez / efe

La familia de los menores de La Zarza, en Huelva, cuya madre y su pareja fueron hallados muertos como consecuencia de un suicidio por ingesta de medicamentos estuvo siendo asistida por un equipo de tratamiento familiar (ETF) cuando residía en la capital. Así lo confirmó el delegado de la Junta en Huelva, Francisco José Romero, que recordó que eran tratados por "los equipos de tratamiento familiar de la Junta, por lo que tendrían sus actuaciones pertinentes por los técnicos".

Hace tres semanas se desplazaron a la Zarza, y "los servicios sociales no tenían constancia" de desamparo, así como el alcalde de La Zarza trasladó que la madre había ido al Ayuntamiento a solicitar información pero "nunca nada que pudiera acarrear la situación que ha derivado" finalmente, explicó Romero.

La Junta ha abierto un expediente informativo para conocer la situación real de estos cuatro menores, que ahora están con el padre biológico de tres de ellos. Tras dejar claro que la Junta "va a trabajar para velar por el bienestar de los menores", el delegado hizo hincapié en que los niños son "lo más importante".

Precisamente para confirmar este extremo, la Oficina del Defensor del Pueblo, dirigida por Jesús Maeztu, ha abierto una queja de oficio para conocer qué ha ocurrido y en qué situación se encontraban los cuatro menores. Fuentes del Defensor del Menor, precisaron que esta actuación de oficio está dirigida al Ayuntamiento de Calañas y a la Diputación Provincial de Huelva. Además, la institución señala que solicitará información a los Servicio de Menores de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta, que ha abierto una investigación para conocer la situación de los cuatro menores, sobre las medidas de protección de los niños y si conocían algo al respecto.

Respecto al futuro de los menores, Romero precisó que habrá que esperar si, judicialmente, se determina que se queden con el padre o bien pasan al servicio de menores al haber cualquier desamparo. De ahí, a su juicio, la importancia del informe del Servicio de Menores. El delegado aseguró que los niños, según la autopsia, llevaban "unos cuatro días" conviviendo con los cuerpos de los fallecidos. Al llevar en La Zarza dos o tres semanas y no eran muy conocidos al residir, además, en una calle sin vecinos.

Sin embargo, hay constancia de que una vecina sí atendió en una ocasión a los pequeños. La casa donde se encontraron los cadáveres se ubica en el centro del pueblo, de uno 1.200 habitantes. La mayoría de los vecinos coincidieron en señalar que no observaron ningún movimiento rato en la vivienda que pudiera hacer pensar que los pequeños estaban desatendidos.

Romero abundó en que "no se conocía la situación de los menores" ya que "en estas tres semanas no había ninguna constancia, ni del colegio, ni del Ayuntamiento, ni de la Policía Local, ni de los servicios sociales de ningún desamparo". No obstante, ante la trágica situación, subrayó que a partir de ahora la Junta "va a velar por lo mejor para los menores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios