Un 'ertzaina' en San Telmo

  • José Antonio Varela fue el primer agente del cuerpo en dirigir la Policía vasca Ahora será el primer alto cargo andaluz con este tipo de experiencia

Comentarios 5

José Antonio Varela (San Sebastián, 1959) es el primer policía que ocupa un cargo de alta dirección desde la constitución de la Junta de Andalucía hace 30 años. Fue precisamente en 1982 cuando Varela ingresó en la primera promoción de la policía autonómica vasca, la Ertzaintza, donde ha desarrollado toda su carrera profesional. Este agente ascendió progresivamente hasta comisario y en 2009 fue nombrado director del cuerpo por el lehendakari Patxi López, un cargo que hasta entonces siempre habían ocupado políticos del PNV.

El gesto del Gobierno socialista provocó la reacción esperada en el nacionalismo vasco: los tres últimos años han sido agitados en la organización policial, con una cascada de dimisiones de mandos y una compleja organización de la unidad antiterrorista. Pero la mancha negra de su expediente, y así se lo recordaron los nacionalistas en su despedida el pasado martes, es la muerte no aclarada de un seguidor del Athletic Club, Iñigo Cabacas, de 28 años, por un pelotazo de la Ertzaintza en las calles de Bilbao tras un partido con el Schalke 04 el pasado 5 de abril.

Dos días antes de la vuelta a Ajuria Enea del PNV con el lehendakari Iñigo Urkullu, la Junta de Andalucía, gobernada por un pacto entre el PSOE e IU, ha encontrado acomodo a Varela como director general de Interior, Emergencias y Protección Civil, nombramiento aprobado por el Consejo de Gobierno.

El artífice de este fichaje es Emilio de Llera, consejero de Justicia de la Junta y al que se adscribe el departamento que dirigirá el ertzaina en excedencia, que conoce la trayectoria de Varela personal y virtualmente.

De Llera es fiscal en excedencia y colaboró con fiscales de otras comunidades en una web sobre coordinación y formación policial. Varela, que cuenta con un dilatado currículum en derecho y psicología, y es especialista en gestión del tráfico, participó activamente en esta red. De Llera valora su perfil técnico para un puesto que también ha sido ocupado anteriormente por políticos. Varela se encargará de la coordinación de emergencias, de la seguridad de espectáculos públicos y de la formación de policías autonómicos y locales.

Con la llegada del PNV al Gobierno vasco, De Llera ha encontrado la oportunidad de delegar estas políticas de seguridad en un hombre de su confianza y que, como anécdota, tiene antecedentes sureños, ya que su padre es natural del municipio gaditano de Trebujena y su mujer de Almendralejo, provincia de Badajoz.

La oferta no convenció a Varela al principio, según relata el propio De Llera, aunque otras fuentes consultadas no lo tienen tan claro.

El futuro no era halagüeño para un maketo (término peyorativo con el que se tildaba a los nacidos fuera del País Vasco y que se sigue utilizando en círculos abertzales) cuando regresaran los jefes nacionalistas a la Ertzaintza. "No iba a hacer fotocopias, pero casi", admite un periodista que ha escrutado la labor de Varela estos últimos años y cuyo medio de comunicación provocó al ex comisario uno de sus primeros dolores de cabeza.

El Gobierno vasco destituyó al jefe de la Ertzaintza en Guipuzcoa después de que se le hiciera responsable de filtrar una nota en la que Varela se mofaba del anterior lehendakari, Juan José Ibarretxe. Sucedió que las comisarías vascas tenían que incorporar la bandera española y la foto de López. Varela bromeó con que en Álava todavía tenían la foto "de un joven lehendakari (en aquel tiempo) llamado Juanjo".

Pero la peor noticia para Varela llegó con la muerte de Cabacas. El Gobierno vasco no ha depurado responsabilidades políticas. El que fue su mentor, el ex consejero de Interior Rodolfo Ares, defiende su labor: "Hemos llevado al Parlamento que el material antidisturbios se sustituya, y otras medidas de custodia para evitar que se repita un suceso así. No hay responsabilidad de Toño Valera; en todo caso, del operativo y de quien intervino, pero será la Justicia quien establecerá como se desarrollaron los hechos".

Para Ares, Varela propició la "modernización" de la Ertzaintza con la promoción de los oficiales por méritos, una estructura que es "irreversible" ahora con la llegada del nuevo Gobierno, asegura. El ex consejero subraya que Varela tiene su plaza reservada como intendente a su vuelta, y desea todos los éxitos al que fuera su mano derecha, un ertzaina que ahora velará por la seguridad en Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios