El encargado de una obra ordenó huir al compañero de un fallecido

  • Ambos operarios trabajaban sin contrato y no disponían de medidas de seguridad

Comentarios 2

El accidente laboral que el pasado 20 de agosto se cobró la vida de Mario Martín, un trabajador de 20 años que cayó desde el tejado de una nave del Polígono de Juncaril, en Albolote (Granada), mientras colocaba unas placas solares, estuvo rodeado de una "cadena de irresponsabilidades" en la que, según informó ayer UGT, estuvieron implicadas al menos cinco empresas.

El secretario general de UGT-Granada, Mariano Campos, indicó que el joven no había formalizado su contrato en el momento de los hechos, su compromiso, y el de otro trabajador, se había cerrado verbalmente el día anterior.

Tras el accidente, el encargado de la obra "urgió a huir" al compañero del fallecido ante "la situación irregular en la que trabajaban los dos" y para "evitar que hubiera más versiones de los hechos", explicó Campos. El trabajador se marchó pero se ha mostrado dispuesto a testificar sobre lo ocurrido. Los operarios carecieron de medidas de prevención para labores de altura, como el arnés o la red anti-caída.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios