La división de Málaga desluce los congresos provinciales del PSOE

  • El oficialista Miguel Ángel Heredia se impone en una votación con acusaciones de los críticos de papeletas "marcadas" · El resto de los cónclaves sigue la estela de lista única marcada por el Federal y el Regional

Comentarios 2

La brecha que divide a los socialistas malagueños y que ayer mostró la peor cara de una herida de complicada cicatrización, restó brillo y, desde luego, unanimidad total a los congresos celebrados por el PSOE en las ocho provincias andaluzas. El partido eligió a sus secretarios provinciales en Andalucía en cónclaves a los que concurrieron listas únicas, siguiendo el modelo impuesto por los congresos federal y regional, nulos en discusiones sobresalientes, ejemplares en proclamaciones. Pero hubo una excepción: Málaga, donde las dos corrientes del partido se disputaron la Secretaría General, que finalmente correspondió al oficialista Miguel Ángel Heredia.

Pero su victoria, lejos de sellar la boca a sus adversarios, aglutinados en Alternativa Socialista, ha prendido la mecha de la contestación. Los críticos anunciaron en seguida que impugnarán la votación al considerar que las papeletas "estaban marcadas". Así, los 248 votos obtenidos por Heredia frente a los cien conseguidos por el aspirante, el profesor universitario Fernando Arcas, están señalados por "un error de imprenta", según mostró un portavoz de la corriente crítica a los periodistas.

Por lo demás, los congresos provinciales, celebrados una semana después de que Manuel Chaves fuera reelegido secretario general del PSOE de Andalucía en el XI Congreso Regional, han seguido la senda indicada eligiendo también a las nuevas ejecutivas, en las que la paridad y combinar juventud y experiencia ha sido el objetivo confeso por los líderes locales.

El vicepresidente primero del Gobierno andaluz, Gaspar Zarrías, fue reelegido secretario general del PSOE de Jaén con un 99,65% de los votos de los delegados (289 a favor y 1 en blanco), en su quinto mandato en Jaén y convirtiéndose en el único secretario provincial que forma parte del Gobierno andaluz. Zarrías confesó que sigue "con las mismas ganas y el mismo entusiasmo que el primer día", y consideró que el apoyo recibido de los delegados es "un respaldo al trabajo que tenemos por delante para resolver los problemas a la gente".

En Granada, Francisco Álvarez de la Chica fue reelegido con el 91,13% de los votos de los delegados del 23 congreso, en el que era el único aspirante al cargo después de que el ex alcalde de Purullena Francisco Ruiz Esteban, que se postuló inicialmente, como ya hizo en la anterior asamblea, no presentara finalmente candidatura. De la Chica garantizó que la nueva Ejecutiva tendrá una renovación del 75% y, por primera vez en la historia del PSOE granadino, contará con el mismo número de hombres y mujeres.

Juan Pablo Durán fue elegido secretario del PSOE de Córdoba con el 96,35% de los votos de los delegados del XII congreso, en el que ha sido el único que aspiraba al cargo después de que el anterior secretario general, José Antonio Ruiz Almenara, renunciara para dedicarse en exclusiva a sus funciones como alcalde de Palma del Río.

Durán adelantó que la nueva Ejecutiva se caracterizará por la "paridad, la juventud y la experiencia", destacó la necesidad de profundizar en la "cercanía y la implicación con los ciudadanos" y se fijó como reto lograr la Alcaldía de Córdoba.

Los 517 delegados que participaron en el XI Congreso del PSOE en Cádiz dieron un respaldo del 86,91% de los votos a Francisco González Cabaña, quien será secretario general tercera vez consecutiva.

González Cabaña señaló que el respaldo recibido avala que su dirección "ha sabido tejer una amplia red de complicidades, tanto con los responsables institucionales como con los referentes internos.

El hasta ahora secretario de organización del PSOE de Huelva, Mario Jiménez, fue elegido secretario general con el 99,3% de los votos de los 278 delegados, con 276 votos a favor y dos en blanco.

Diego Asensio, secretario de organización del PSOE de Almería durante los últimos once años, fue elegido nuevo secretario de los socialistas almerienses con el respaldo del 88%.

De los 327 votos emitidos, 287 fueron de respaldo al único candidato, que agradeció la "entrega en cuerpo y alma" al partido de su antecesor en el cargo durante 11 años, el consejero de Agricultura y Pesca, Martín Soler, quien, con un "ayer ya es historia y mañana está por inventar" escenificó el relevo en la ejecutiva del PSOE almeriense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios