El director de la RTVA aleja la posibilidad de suspender las oposiciones

  • Carrasco justifica la elección de su equipo como "la renovación más importante en 20 años"

El recién elegido director general de la Radio Televisión Andaluza (RTVA), Pablo Carrasco, afrontó ayer su primera comisión parlamentaria en la que dio cuenta de las primeras decisiones que ha tomado al frente del ente público.

El asunto más candente sobre la mesa era las polémicas oposiciones suspendidas provisionalmente al ser impugnadas por un grupo de opositores, tanto por la organización como por el contenido de algunas preguntas. Interpelado por el PP sobre si decidirá la destitución del tribunal de las oposiciones, Carrasco afirmó que cometería "un ridículo espantoso" si lo hiciese al no tener competencias para ello y, sobre la posible suspensión del proceso, se preguntó que, si tuviera la "osadía" de suspenderlo, quién le explicaría al 97% de los más de 6.200 opositores que no han reclamado y están a la espera de sus calificaciones que se ha procedido a tal suspensión.

Carrasco, elegido en noviembre por el Parlamento, justificó la elección del nuevo equipo directivo y negó a preguntas del portavoz popular en la comisión, José Luis Rodríguez, que otras instancias le hayan "impuesto" a algunos de los "personajes". Expuso que el nuevo comité de dirección de la RTVA cuenta con siete personas (frente a los 15 del anterior), incluido él, de los que cuatro son nuevos y tres cambian de responsabilidad, la "renovación más importante en 20 años de historia de la RTVA". Expuso que, ante la situación económica, elaborará un plan para "optimizar gastos en bienes y servicios", sin que perjudique a la calidad del servicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios