La 'deuda histórica' con los ayuntamientos

  • Seis de los alcaldes de las principales ciudades andaluzas analizan la oportunidad de abordar la descentralización de competencias de la Junta a los municipios

Los alcaldes andaluces lo tienen claro: ha llegado el momento de una nueva descentralización, la de las comunidades autónomas hacia los ayuntamientos. Un proceso que, concluyen, tiene que venir acompañado de nuevas competencias y, sobre todo, de más dinero para ejecutar sus políticas públicas. Ha llegado la hora del poder local, pusieron de manifiesto seis de los regidores de las nueve ciudades más pobladas de Andalucía reunidos en el Foro Municipalismo en Andalucía, organizado por el Grupo Joly el pasado miércoles en Sevilla. Allí acudieron el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE); el de Málaga, Francisco de la Torre (PP); la de Córdoba, Rosa Aguilar (IU); el onubense Pedro Rodríguez (PP); la alcaldesa de Jerez, Pilar Sánchez (PSOE); y el de Algeciras, Tomás Herrera (PSOE).

"Necesitamos un pacto de igual a igual entre los distintos poderes públicos y parece que estamos más cerca de nunca de conseguirlo", señaló con cierto optimismo el sevillano Sánchez Monteseirín, que fue el primero en sacar al debate los que considera la "deuda histórica con los ayuntamientos, que aportan servicios que nos exigen los ciudadanos aunque no nos obligue la ley". Unas prestaciones que, según Rosa Aguilar, supone hasta un 35% del presupuesto del Ayuntamiento de Córdoba. Son los llamados gastos impropios, sobre todo por servicios sociales que, en principio, corresponden a la Junta de Andalucía y que acaban ahogando a los ya debilitados presupuestos locales.

"Durante esta legislatura tenemos que resolver dos asuntos decisivos: definir perfectamente cuales son las competencias municipales y, por otra parte, resolver para los ayuntamientos una financiación incondicionada, sin tutelas del gobierno autonómico", consideró Pilar González. La alcaldesa de Jerez apeló al discurso de investidura de José Luis Rodríguez Zapatero, en el que el presidente expuso entre los objetivos de su programa de gobierno "abordar la discusión de la situación financiera de las entidades locales y su necesaria reforma".

El alcalde de la sexta ciudad más poblada del país, el malagueño Francisco de la Torre, coincidió con este propósito: "Necesitamos la transferencia definitiva de competencias que deben estar fijadas en el marco local y con una financiación clara". De la Torre apeló al espíritu de la Europa de las ciudades frente al de las regiones: "España cuenta con un sistema territorial inadecuado que no nos permite a los ayuntamientos competir en igualdad con el resto de ciudades de la UE. Lo que también resulta inadecuado para el desarrollo andaluz".

De la Torre exigió respuestas rápidas, con un primer gesto como disponer de mayores partidas en los presupuestos de 2009 tanto del Estado como de la Junta para los ayuntamientos. Todo parece indicar, sin embargo, que no habrá esa solución inmediata, al menos, de la Junta. El mismo miércoles por la tarde, la consejera de Gobernación, Clara Aguilera, expuso en el Parlamento que son necesarios al menos dos años para desarrollar las leyes previstas en el nuevo Estatuto sobre las competencias municipales y la participación de los ayuntamientos en los tributos de la Junta, evitó, además, anunciar nuevas partidas del presupuesto andaluz a los consistorios para 2009.

"Yo lo que necesito es dinero", expuso durante el Foro de Municipalismo un pragmático Pedro Rodríguez que acusó tanto al Gobierno central como al autonómico de rehuir del debate sobre la financiación de los ayuntamientos. "No les interesan ayuntamientos fuertes porque el día que esto ocurra sobrarán mucha gente".

Los alcaldes llamaron a las cuentas del Estado y de la Junta para solventar su difícil situación financiera, agravada ahora en un momento en que ha bajado bruscamente la actividad de la construcción. También lo hizo el algecireño Tomás Herrera, que recordó que la Federación Española de Municipios (FEMP) estima que es necesario transferir 7.000 millones de euros a los ayuntamientos que únicamente reciben el 6% de lo recaudado por los impuestos. Pero Herrera también llamó a la responsabilidad de los propios regidores y a poner freno al constante aumento de la deuda local. "Hay herencias municipales que son desastrosas", expuso con resignación el alcalde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios