Tres detenidos tras una persecución a una furgoneta con 1.750 kilos de hachís en la A-7

  • Agentes de la Policía Nacional detuvieron dentro de la denominada 'Operación Collar' a tres personas en la A-7 a la altura del término municipal de San Roque tras una persecución a una furgoneta en la que transportaban 1.750 kilos de hachís distribuidos en 58 fardos

Comentarios 6

Las investigaciones se iniciaron sobre una organización que operaba en La Línea de la Concepción que se dedicaba a recibir y ocultar la sustancia estupefaciente, por lo que los agentes centraron sus gestiones sobre uno de los responsables del grupo con la finalidad de concretar el modus operandi que empleaban.

Así, observaron como, tras estacionar su vehículo, contactaba con un individuo que acababa de aparcar en las inmediaciones una furgoneta de color blanco. Tras ser recogida por una tercera persona, que previamente había contactado con los anteriores, emprendiendo ambos automóviles la marcha hacia la zona del Zabal.

Según indicó la Policía, su seguimiento resultó especialmente dificultoso debido a las labores de contravigilancia que realizaba uno de los coches. Posteriormente, fueron localizados en la puerta de un domicilio cuando la furgoneta tenía las puertas traseras abiertas y había gente manipulando en su interior. Minutos después, el automóvil se puso en marcha de nuevo para realizar labores de vehículo lanzadera, y acto seguido, salió la furgoneta con la misma dirección.

Así, ante la certeza de que la furgoneta había sido cargada con la droga se intentó interceptar en la rotonda de salida de la carretera del Higuerón a la autopista A-7. Fue entonces cuando su conductor arremetió contra los vehículos policiales, consiguiendo huir en un primer momento del cerco policial en dirección a Málaga. En el transcurso de la persecución la furgoneta embistió a dos vehículos policiales más, llegando a empotrar a uno de ellos contra la mediana de la autopista.

Finalmente, poco después fue interceptada y se arrestó a su ocupante, M.J.E., que previamente se había lanzado en marcha del vehículo. En el registro de la furgoneta se ocuparon 58 fardos que contenían sustancia estupefaciente, al parecer hachís, con un peso total aproximado de 1.750 kilogramos.

Posteriormente fueron detenidos a la salida del domicilio donde se cargó la droga E.G.M. y D.R.G., que realizó funciones de vigilancia en el momento de la carga de la sustancia estupefaciente.

Asimismo, además de la droga que transportaban en la furgoneta, fueron intervenidos 23.620 euros en efectivo y una pistola ametralladora con cargador y munición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios