La construcción de 40.000 viviendas nuevas en el litoral se libra del decreto

  • Planas aduce ante las críticas que aún hay superficie en primera línea para edificar

Dos semanas después de la presentación del decreto ley de medidas urgentes para adecuar la planificación urbanística de los ayuntamientos a las exigencias de sostenibilidad, el consejero de Agricultura y Medio Ambiente, Luis Planas, intentó ayer apaciguar las críticas que este proyecto ha concitado en la oposición y en los empresarios, fundamentalmente, con quejas por la "parálisis" que sufriría el sector.

En la llegada ayer al Parlamento de este decreto ley para su convalidación, aprobado con los votos de PSOE e IU, Planas afirmó que "en la primera línea costera existen más de 30 millones de metros cuadrados en sectores de suelo ordenado, con plan parcial aprobado para su inmediata urbanización, con una capacidad de construcción de casi 40.000 viviendas, la mitad de las cuales corresponderían a la provincia de Málaga". "En todos estos suelos puede continuar la actividad urbanística sin que se vean afectados por la suspensión", afirmó el consejero, en clara respuesta a esas críticas.

Este decreto, que debe desembocar en menos de dos años en un plan para el corredor litoral andaluz, prevé revisar todos los planes urbanísticos de los ayuntamientos del litoral, la mayoría redactados hace más de diez años, para adaptarlos a la realidad actual. Así, algunos de los proyectos contemplados se aprobarán y otros no. Mientras tanto, la Junta suspende cautelarmente, durante seis meses, cualquier aprobación urbanística de los ayuntamientos del litoral que no se hayan adaptado a la disciplina urbanística, que son 52 de 62. Esta suspensión se mantendrá en los suelos que la Junta determine como no válidos, y que se conocerán sobre junio. "Proteger y preservar no significa en absoluto eliminar o paralizar el crecimiento", subrayó Planas.

El consejero restó importancia al impacto inmediato de la medida, ya que los ayuntamientos apenas tienen actividad urbanística en la actualidad. Como ejemplo, señaló que en el último año, en las provincias de Almería y Huelva se ha tramitado un plan parcial, en Granada ninguno y en Cádiz dos. Únicamente en Málaga ha existido un cierto desarrollo con la tramitación de seis planes parciales, "la décima parte de los que se aprobaban anualmente hace cinco años".

Al diputado de IU Manuel Baena le pareció aún mucho esas 40.000 viviendas. La diputada del PP Alicia Martínez criticó la inseguridad jurídica de la medida, se preguntó por la función de los 13 planes subregionales ya aprobados, y la consideró un "atentado" al turismo y una "intervención política" de los ayuntamientos del litoral, la mayoría, del PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios