Cinco concejales de Estepona declaran por el caso AstapaEn libertad con cargos los padres del bebé que ingirió cocaína

  • Entre los interrogados se encuentran ediles de la actual corporación municipalLa niña, ahora bajo la tutela de la Junta, recibe el alta hospitalaria

Cinco concejales del Ayuntamiento de Estepona de la actual y de la anterior Corporación pasaron ayer por el Juzgado número 1 para prestar declaración ante la instructora del caso Astapa, Isabel Conejo. Además, hoy está previsto que también declare la concejal socialista María Miralles, que fue la responsable del departamento de Disciplina Urbanística entre 2003 y 2007, cuando el ex alcalde Antonio Barrientos, en prisión por esta causa, era responsable de la Delegación de Urbanismo.

Entre los citados se encontraba la actual concejal de Personal, la socialista Cristina Rodríguez, que acudió en calidad de testigo. También pasó por la sede judicial el que fuera concejal de Playas por el PA, Antonio Gómez, quien dijo haberse ratificado en su declaración inicial como testigo. Los otros tres citados estaban vinculados al Partido Estepona (PES), entre ellos, el único miembro del partido en el Salón de Plenos. También ha pasado durante los últimos días por la sede judicial en calidad de testigo el portavoz del PP, Ignacio Mena.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Málaga dejó ayer en libertad, aunque los mantiene imputados, a los padres de una niña de 11 meses intoxicada con cocaína. El juez sí ordenó la retirada de la patria potestad. El instructor imputa inicialmente a Carlos Alberto G.J., de 23 años de edad, y a Lidia G.A., de 22 años, los delitos de omisión de deberes familiares y contra la salud pública. El bebé recibió el alta hospitalaria la tarde del martes, según informó un portavoz del Hospital Materno Infantil de Málaga. Además, la Junta de Andalucía decidió decretar, como medida provisional, el desamparo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios