Dos atracadores encañonan al propietario de un bar en el duodécimo robo

  • Dos hombres encapuchados apuntan al propietario con una escopeta de cañones recortados

El bar Remi de Pulianas suma ya doce robos en dos años, los dos últimos en apenas 24 horas, ya que ayer fue de nuevo atracado por dos hombres encapuchados que amenazaron con un arma de fuego al propietario, quien volvió a denunciar la situación que sufre. Media hora antes de abrir las puertas del local, sobre las 7.30 horas de ayer, dos hombres encapuchados apuntaron al propietario, de 68 años, con una escopeta de cañones recortados y le obligaron a entregarle el dinero que había en la caja registradora, tras lo que destrozaron las máquinas trapagerras para sacar la recaudación. El dueño siguió a los atracadores y con un cuchillo pinchó una de las ruedas del coche que habían aparcado en la puerta del bar para escapar, lo que no pudo impedir. Agentes de la Guardia Civil se desplazaron hasta el local para intentar obtener huellas y pistas que permitan esclarecer este último robo, cuyo importe no ha sido aún cuantificado, aunque los once anteriores han ocasionado al pérdidas de 60.000 euros.

Ni los vecinos ni el dueño del bar Remi se explican esta ola de robos, ya que el pueblo, próximo a Granada, es "muy tranquilo" y el local "no está en una zona complicada, sino frente a un instituto", en la calle Candelaria, explicó un vecino. Los dueños están "desesperados" por ser objeto preferente de los ladrones en Pulianas, donde ningún otro establecimiento ha sufrido de forma tan reiterada su acción. De nada ha servido la contratación de distintas empresas de seguridad ni la instalación de cámaras en el bar, de apenas cien metros cuadrados, ya que ni siquiera se ha esclarecido ninguno de los robos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios