Un vídeo en Youtube provoca una investigación a agentes de la Policía Nacional de Puerto Real

  • Un ciudadano grabó la apropiación de naranjas y patatas que habían sido decomisadas para destruirlas

Comentarios 4

El poder de internet es ya casi indiscutible. En apenas 48 horas, un vídeo colgado en la red por un vecino de Puerto Real denunciando unos hechos ha sido visto por cerca de 9.000 personas y ha hecho reaccionar de manera inmediata a su Ayuntamiento, a la Policía Nacional y al propio subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre.

Las imágenes en sí denuncian cómo, supuestamente, unos agentes de la Policía Nacional, entre otras personas, se llevan para su disfrute bolsas de naranjas y patatas procedentes de un decomiso que se debía destruir. El vídeo ha corrido como la pólvora y tanto el Ayuntamiento gaditano como la Policía Nacional han ordenado sus respectivas investigaciones para depurar responsabilidades, no sin antes calificar esta actuación de "individual" e "impropia de miembros del Cuerpo Nacional de Policía", según manifestaron desde la Comisaría Provincial, e "improcedentes y lamentables", por parte del concejal de Seguridad Ciudadana, José Antonio Ayuso.

La situación denunciada se produjo el pasado viernes, aunque no fue puesta en el canal Youtube hasta el sábado, en unas dependencias conjuntas de la Policía Local y la Policía Nacional en la barriada La Jarcia. Según explicaron desde el Ayuntamiento, se trataba de un cargamento, en su mayoría naranjas y patatas, que había sido decomisado por los agentes locales a un vendedor ambulante en el centro del pueblo apenas un par de días antes, aunque había también de otros decomisos. "Siguiendo en todo momento el procedimiento legal y establecido se almacenan en esas dependencias y se levantan las respectivas actas en las que la veterinaria municipal informa que el material no reúne las condiciones higiénico sanitarias ni las condiciones de seguridad alimentaria oportunas y se ordena por tanto su destrucción", explica el edil Ayuso.

Pero el problema es que no todo el material acaba en el camión de la basura. Eso al menos muestran las imágenes captadas por este vecino, que asiste indignado, por sus comentarios en el vídeo, a lo que está pasando justo debajo de su casa. Parte de las naranjas y patatas sí terminan en el camión pero otra parte termina en las manos de distintos policías, pero también otras personas vestidas de paisano y otras con los petos de la empresa de recogida de basuras que llegan andando a estas instalaciones compartidas. A varios se les ve pasar cargados, e incluso introducirlas en el maletero de un turismo.

Visto el alcance de los hechos, el concejal de Seguridad Ciudadana se reunió ayer con los responsables de la Policía Local y de Apresa XXI, la gestora de los residuos municipales, para abrir un expediente y "adoptar cuántas medidas sean necesarias". El subdelegado del Gobierno en la provincia, Javier de Torre, se reunió ayer con el comisario y habló con la alcaldesa de la ciudad, Maribel Peinado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios