Valderas discrepa de Montero y prioriza el empleo a la paga extra si baja el déficit

  • El vicepresidente de la Junta contradice a la consejera de Hacienda y antepone los parados al compromiso de devolver el sueldo suprimido a los funcionarios si Rajoy relaja el objetivo.

Comentarios 28

La estrategia de la Junta de vincular la restitución de la paga extra a los empleados públicos andaluces a una decisión del Gobierno central de Rajoy puede salirle rana. Primero, el ministro de Cristóbal Montoro, aseguró que España puede recortar en tres décimas el objetivo pactado con Bruselas para este año, de un 5,8 a un 5,5 (unos 3.000 millones), gracias a los buenos datos de recaudación tributaria del primer trimestre. Con ello daría pasos para el gran objetivo que se aventura en 2015 y 2016 cuando tendría que recortar unos 30.000 millones y además prepara una reforma fiscal para bajar impuestos. El anuncio fue interpretado de forma localista por la consejera andaluza de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, que pidió para las comunidades esas tres décimas si el Gobierno central no las necesita.

De este modo el objetivo de déficit pasaría de un 1% a un 1,3% y, según Montero, con unos 420 millones de euros que le tocarían a Andalucía del conjunto de las comunidades se podría restituir la paga extra suprimida a los empleados públicos este año por tercero consecutivo. Los sindicatos CSIF y CCOO se agarraron al compromiso y se arrogaron el éxito de una supuesta devolución de las pagas extra, que no es más en este momento que una entelequia.

Para añadir más confusión al caldo, el vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas (IU), discrepó ayer con Montero al ser preguntado por esa supuesta relajación del déficit, que lleva meses en el argumentario político de la Junta, pero de la que no hay ni rastro de sospecha en las intenciones del Gobierno central.

Valderas consideró ayer en su participación por las concentraciones del 1 de mayo en Huelva que "antes de dar respuesta al sacrificio realizado por los funcionarios" y devolverles las pagas extraordinarias hay que dar respuesta "al sacrificio" que están haciendo "las miles y miles de familias que están paradas en el conjunto de Andalucía".

El vicepresidente subrayó que "ya está bien de austeridad" y que "esa exaltación y santificación de la austeridad es un completo error". Añadió que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Economía, Cristóbal Montoro, "vuelven a equivocarse cuando pudiendo estar en un déficit del 5,8 quieren quitarle tres décimas".

La Junta de Andalucía se queja de que es la Administración general la que absorbe la mayor parte de ese ajuste adicional y rebaja su meta hasta el 3,5%, cuando por su parte a las comunidades autónomas se las mantiene el techo de desfase presupuestario (el saldo entre lo gastos e ingresos públicos) en un 1%.

El pasado año Andalucía concluyó con un 1,55% de déficit, tres centésimas por debajo del 1,58% fijado en el consejero de Política Fiscal y Financiera celebrado en julio. Andalucía cumplió con este objetivo individualizado, que para otras comunidades fue común del 1,3%. Este año es igual para todas al 1% y la Junta ha reclamado incluso ante el Tribunal Supremo otro reparto del objetivo de déficit. Ese ajuste adicional le supuso recortar del actual presupuesto unos 800 millones de euros (140 millones por décima).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios