Unos 300 empleados de una filial de Roca en Sevilla protestan en Barcelona contra el ERE

  • Los empleados se han concentrados frente a la fábrica de Roca en Gavà y en las oficinas centrales de la empresa para impedir el despido del 80% de la plantilla

Comentarios 2

Unos 300 trabajadores de la empresa Cerámicas Bellavista, situada en Dos Hermanas (Sevilla) y filial del grupo Roca, se han manifestado en Barcelona en protesta por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que ha presentado la dirección de la compañía para despedir a 191 de sus 242 empleados.

Los trabajadores salieron ayer de Sevilla en dirección a la comunidad catalana con el objetivo de movilizarse contra el ERE que ha planteado la empresa para despedir a cerca del 80% de la plantilla.

Los empleados se concentraron esta mañana frente a la fábrica de Roca en Gavà (Barcelona) y posteriormente se desplazaron en autocares hasta las oficinas centrales de Roca, en la avenida Diagonal de Barcelona, donde se lleva a cabo otra concentración de protesta.

El sindicato UGT denunció que el ERE de Cerámicas Bellavista afecta al cien por cien de la producción directa de la empresa, dedicada a la fabricación de productos para el baño, ya que solamente se mantendrá la actividad de las oficinas.

"Lo que realmente plantea la dirección del grupo Roca es una deslocalización, con el único objetivo de trasladar la producción, con toda seguridad a Portugal", indicó la organización sindical.

Antonio Lucenilla, miembro del comité de empresa, calificó de "injusto e innecesario" el expediente, ya que, en su opinión, la empresa "aprovecha la coyuntura económica para deslocalizar la producción" y poder fabricar en países con costes más bajos.

Los sindicatos creen que ante una situación económica coyuntural como la actual "se podría entender" que la empresa planteara alguna medida de carácter temporal que permita afrontar la crisis y mantener la continuidad de la planta, sin tener que llegar a cerrarla.

Sin embargo, Lucenilla aseguró que la empresa no les ha dado "ninguna opción".

"Hemos quedado emplazados para continuar las conversaciones después de Navidad, pero la única alternativa que nos proponen es trasladar la producción, por lo que consideramos que estamos ante una deslocalización pura y dura", subrayó el representante de los trabajadores.

Lucenilla apuntó que "ahora ha tocado a la fábrica de Dos Hermanas", aunque los cierres "poco a poco afectarán a todo el grupo Roca. Es por ello por lo que nos hemos trasladado a Barcelona, para pedir la colaboración y el apoyo de todos compañeros del grupo", destacó el líder sindical.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios