Retos de futuro

  • El 'Mollete de Antequera' apuesta por conseguir la Indicación Geográfica Protegida · El sello certifica la calidad del producto en relación con su origen geográfico.

Actualmente el sector se ve motivado para diferenciar un producto tradicional con unas características especiales de calidad apreciables –desde el color al sabor–, que hacen diferente al ‘Mollete de Antequera’. Esta circunstancia ha generado el interés por conseguir el reconocimiento del producto como Indicación Geográfica Protegida (IGP), una figura de calidad que reconoce a los productos agroalimentarios con características diferenciales que le vienen otorgadas por el origen geográfico donde son producidos, protegiendo el nombre geográfico en el ámbito europeo. Con el fin de que el producto pueda ser reconocido con una IGP es neceario que éste sea originario de dicha región o lugar. Asimismo, también debe poseer una cualidad determinada y una reputación u otra característica que pueda atribuirse a dicho origen geográfico. Por otra parte, la producción, transformación o elaboración se han de realizar en la zona geográfica delimitada. Y, por último, debe existir el compromiso colectivo por parte de productores y comercializadores de la zona amparada de someterse de manera voluntaria a un proceso de certificación y debe constituirse un Consejo Regulador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios