La Policía detiene a cuatro personas que comerciaban con niños inmigrantes en Jaén

  • Los menores llegaban de forma legal, pero una vez expirados sus visados se engañaba a la Junta

La Policía Nacional de Jaén detuvo ayer a cuatro personas, dos de nacionalidad guineana y un matrimonio jiennense, acusados de cobrar a algunas familias a cambio de entregarles a niños en adopción. La Policía precisó que los niños llegaban a España cumpliendo con la legalidad, a través de visados de turista y, acompañados de un familiar, iban a la casa de los padres de acogida. Una vez expirado el plazo del visado de los niños, ese familiar desaparecía y entonces la familia informaba a la Junta de Andalucía de este hecho para que se declarara al menor en desamparo para posteriormente poder adoptarlo sin levantar ninguna sospecha.

Esta operación, que permanece en fase de investigación, ha permitido descubrir por el momento la existencia de otros cinco casos de la misma naturaleza en la provincia de Jaén y también en Granada.

Además, uno de los detenidos por el Grupo de Extranjeros de la Comisaría de la Policía Nacional de Jaén es un hombre guineano que, supuestamente, utilizaba una organización no gubernamental para traer a menores a España bajo la tapadera de que venían a disfrutar de vacaciones o a someterse algún tipo de tratamiento médico.

Los otros tres detenidos son un matrimonio de Pegalajar (Jaén) que llegó a realizar pagos de hasta 20.000 euros por la adopción de una niña guineana y la abuela de esta niña. Todos han pasado a disposición del juzgado de instrucción número dos de la ciudad jiennense acusados de delitos contra las relaciones familiares, comercio de niños e inmigración ilegal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios